Últimos temas
Hermanos
Directorio
Elite
Créditos
Este foro es de tematica Exclusiva ANIME YURI y LGBT. Tanto las diviciones, concepto de Hermandades, códigos y diseños gráficos pertenecen al Staff o a los usuarios. Las imágenes usadas fueron editadas por la administración, mas no creadas. SÉ ORIGINAL Y NO PLAGIES. —Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.—Foros prestados por Ash, Skin editado y adaptado por Kyousha. —Base del tablón de anuncios por: Neeve de Captain Knows Best—Tabla de reglamentos, estadisticas y afiliados finales creada por Dementia. El foro lo creamos entre TODOS. Gracias por formar parte de nuestra humilde familia ♥

SEKARI NO SEKAI (+18) PROXIMAMENTE CAPITULO 13

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Mar Mayo 05, 2015 12:20 am
Recuerdo del primer mensaje :

Hola amigos. tal vez algunos no me recuerdan, pero he sido una veterana en mucho sitios de Yuri. Bueno ya algunos ya conocerán sobre mi primer historia llamado Sekari no Sekai. lo vuelvo hacer por conmemorar casi los 10 años desde que empecé a escribir y esta historia fue el primero de todos. Pero esta vez agregarán algunos cambios en la historia como la aparición de nuevos personajes y nuevas historia. si puse como +18 no es por el contenido sexual (pero si algunas cosas implícitas), sino contendrá algunos temas un poco mas maduros. pero esta historia mantendrá una historia llena de comedia, drama y algunas parodias de animes(en especial el yuri), videojuegos y algunas situaciones que está pasando en la actualidad; en otras palabras un remake.

*************************************************



Última edición por Takuya96 el Lun Abr 10, 2017 3:06 am, editado 14 veces
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo


Mensaje por Takuya96 el Lun Ene 25, 2016 1:17 am
¡¡Hola a todos amigos!!

Cuanto tiempo son vernos. Bueno, creo que la mayoría estarán preguntando si voy a continuar con esta historia o no.

Bueno, como sabrá he estado demasiado ocupada con mi vida personal, y más ahora que ya he cumplido mis 15x2 (¡Por dios! Ya he entrado a esa fase que siempre temí) y pasé algún tiempo con los pocos ánimos.

Aunque tuve muchas distracciones en especial en los videojuegos y en los mangas/Anime (en especial que tengo un chingo de mangas, gracias a la Editorial Panini. Ahora tengo una montaña de mangas de Ataque de Titanes, Naruto y Fullmetal Alquemist.), no solo fueron las principales razones por la que me distraje mucho, además de esas niñas viviendo en la escuela dentro de un mundo post-Apocalíptico infestados de zombis (además de terminar de leer unas de las obras más conocidas de Urobuchi, Saya no Uta.).

Sé que apenas está comenzando con el Remake de Sekari no Sekai. Creo que esta época es más apropiada para el desarrollo de la historia, al igual de mis personajes. Ya que cada vez veo a mucha gente nihilista (incluyéndome en la lista) con la sociedad que se ha vuelto cada vez más complicados.

El personaje Kagome, que ha estado aislada por completo del mundo y es por eso que tanto su mente y su alma es totalmente pura e inocente, como la de un niño, pero ella está llena de curiosidad de conocer más el mundo donde vive su creadora y mejor amiga. Ella se convertirá en el apoyo emocional de nuestra protagonista, aunque ella la rechace.

El personaje de Sekari se ha vuelto mucho más complicada y más resentida hacia todo el mundo como lo fue en la versión original. Prácticamente Sekari se ha basado de mi propia persona (aunque su historia es mucho más trágica), poco a poco veremos por qué su odio hacia el mundo y hacia las personas. Podemos decir que ella tiene una depresión maniática (bipolaridad), además de su sadismo (aunque ella no le guste, pero su mecanismo de defensa). ¿Podrá Sekari regresar a la que una vez fue? ¿Cuál es el misterio de Sekari y Kagome? ¿Por qué un ser imaginario se ha vuelto real?

Aunque ella no serán las única, también enfocaremos los otros personajes con sus historias que casi tiene alguna similitud con Sekari y eso crearán esos lazos llamada “amistad”

Eso podría ser algún tipo de Social Links como la serie de SMT: Persona (risas), solo que no tendremos algún evoker o unas gafas súper chidas para invocar (risas, también).

Recuerda que Sekari no Sekai no solo se centra en la comedia (mi punto más fuerte), las parodias y el romance (Yuri), también se enfocará en el dramatismo y tragedia.

Podría ser que me he vuelto mucho más sádica y cruel hacia mis personajes por culpa de Urobutcher, unos Ghouls, unos Titanes y un oso monocromático. No puedo negar que ellos fueron que me influyeron tanto.

Aunque también el mangaka Gorila me hizo que regresara mi inspiración por la comedia, aunque con su humor negro.

Por ultimo Ikuni (Ikuhara Kunihiko) por el yuri, gracias a su última obra Yuri kuma Arashi.

Aunque sinceramente yo seguiré siendo el fiel fan de TYPE-MOON (risas).

Si, la historia de Sekari no Sekai seguirá con su curso, en este momento estoy escribiendo. Siempre y cuando no me distraiga el club de la vida escolar

Me despido
Feliz Año Nuevo 2016.

Atte: la Jefa (TAKUYA)    
 
 




-¿Qué significa esto?- preguntó Kagome leyendo junto con Sekari la carta de su Mera-Mera.

-………. – Sekari está petrificada al leer esa carta. Pero lo que más le impacto es que ella fue creada basada de su creadora. En otras palabras, podría ser que ella sea su “MA”

-Eso… es Ridículo…- dijo toda enfurecida que rompió su tazón de ramen que tenía en su mano izquierda. – De nada nos parecemos, esa hija… de …de…

-Tranquila, Se-Chan. - intenta tranquilizarla. – pero mira el lado positivo. Por fin ella confirmó que va continuar con la historia.

-Siempre y cuando no se distraiga por una tonta profesora zombi. – murmuró.

-¿Dijiste algo?

-¡Olvídalo!- evadiendo hacia su pregunta y luego cambia el tema. – además se olvidó se olvidó otra cosa más.

-¿Cómo cuál?

-Se olvidó por completo de YOYO. Que también es parte de su influencia. Y gracias a eso nuestra historia casi se asemeja a los de YOYO.  Sería el como si hacemos esas poses ridículas o tener un Stand.

Kagome no entiende lo absoluto lo que está diciendo Sekari, pero le sigue la corriente.

-Si tu lo dices, de veras.

-Podrás dejar de decir “De veras”, por favor.

-Me gustaría hacerlo, pero…. – un poco de su ramen para dar un respiro y luego dice: - pero una vez que viste todos los episodios (incluyendo los rellenos) de Na**to en la casa, te vuelves parte de ellos.

-eso es estúpida excusa… – reclamó de un tono desanimado.

-Lo siento… - se sintió tan avergonzada que baja su cabeza.
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por kai93 el Dom Ene 31, 2016 1:25 am
takuya96 me gustan mucho tus historias sekari no sekai y revelation son las mejores que e leido ojala saques mas capitulos pense que ya no volverias a escribir pero que bueno que regresaste
kai93
Mensajes : 2

Fecha de inscripción : 15/05/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Lun Feb 08, 2016 2:53 am
CAPITULO 3: INVITADOS NO DESEADOS PARTE 1

“¿Por qué tuvo que suceder así?”

Pensó que la pesadilla había terminado, al menos por este día; pero al parecer la suerte no está de su lado para la pobre de Sekari.

“¿Aún no está listo?”

Es la voz de una joven que se encuentra en la sala de estar, tan solo escuchar esa voz hace que la sangre de Sekari se hierve como lava apunto estallar.

– ¡YA VOY! –Descarga toda su ira en un grito que retumba por toda la casa. Ella se encuentra en la cocina limpiando unas tazas de café que estaban cubiertos de polvo y de telarañas como si durante años, nunca hubieran sido usadas o siquiera tocadas. 5 Tazas, son 5 tazas que acaba de lavar y pone en una bandeja que también no ha sido utilizada en años. Al parecer hay algunos invitados en su casa; unos invitados no deseados. Al llegar a la sala de estar con la bandeja en manos, solamente se queda de pie observando a sus invitados.

– Llegas tarde. –Afirmó el muchacho con antejos y una mirada de perdedor, pervertido; sí, se trata Hoshi Hashimaru, su compañero de clases junto con Tate Yasuke y Shinomori Kaori que están sentados en los sofás de la sala.

– L-Lo siento…  –Trata de reprimir toda la ira latente en su interior para no estrellar la bandeja en sus manos contra el rostro de Hoshi hasta matarlo

“¿Cómo fue llegó a todo esto?”

Es lo que está preguntándose en pensamiento mientras pone la bandeja en la mesa. Todo empezó hace unos minutos, desde que Kagome abrió la puerta de la entrada recibiendo a los compañeros de clases de Sekari en el otro lado de la puerta. Tanto Sekari como los otros se quedan sorprendidos sin atreverse a decir una sola palabra y de repente…

– Este… ¿Quiénes son ustedes? –Kagome rompió el silencio y los tres se pusieron nerviosos sin saber que responder.

– Buenas tardes… –Habló Tate primero –nosotros somos los compañeros de clases de Seka… digo, de Takuya-San.

– ¿Compañeros de clases? – en ese instante los ojos de Kagome brillaron y sin pensar dos veces tomó rápidamente las manos de Hashimaru diciendo con entusiasmo – ¡Que alegría! ¡Es bueno saber que Se-Chan tiene amigos! Yo ya comenzaba a preocuparme mucho porque ella tiene la cara de pocos amigos.

– De hecho, no somos amigos oficialmente…- dice kaori de una forma avergonzada, pero parece que Kagome no le hace caso a sus palabras quien sigue hablando vivazmente
Mientras tanto Hashimaru está perdido en sus pensamientos, no estaba poniendo atención a lo que está diciendo esa chica que está enfrente de él y agarrando sus manos naturalmente.

“Una chica hermosa está tomando mis manos”

Pensó Hashimaru mientras observa fijamente a esa muchacha. Su corazón está latiendo más fuerte que no puede respirar bien. Mira detalladamente la cara, ojos, labios y en especial los senos. Son todos perfectos, como una hermosa chica en los juegos de simuladores de citas, en especial los juegos de adultos (eroges), que piensa si este es un sueño. Pero la calidez de sus manos es más real que es difícil creer que es un sueño.

– Suficiente. – interrumpió Sekari, jalando la oreja de Kagome separandola de Hashimaru y los demás

– Duele, duele, duele.

– ¿Y? –Hablando a sus compañeros con un tono frio y desconfianza. – ¿Cómo supieron en donde vivo? –Nuevamente su mirada penetrante causa temor a sus compañeros, que no sabe quién de tres van a responder primero. Y nuevamente Tate responde, pero nerviosamente:

– B-Bueno… la verdad, Shindou fue quien….

– ¿Kojima-Kun?- Exaltada Sekari perdió la compostura por un instante y tras recuperarla retomo su duda con más calma – ¿F-Fue Shindou?

– ¿Se-Chan? –Kagome está sorprendida por el raro comportamiento de Sekari al escuchar el nombre de “Shindou”.

En ese instante, Kaori se le ocurrió una idea frívola y traviesa por lo que comienza a sonreír maliciosamente.

– Sí, fue Shindou quien nos dio la dirección… –Continua Tate con la explicación. – Eso es porque….

– ¡Vinimos en su lugar! – Kaori interrumpe antes que Tate terminara. – Verás, todos estuvimos muy preocupados porque no viniste a la escuela. Shindou estuvo llamándote por el celular muchas veces, pero no contestaste; el pobre estaba muriendo de la preocupación… aunque me sorprende mucho que él tenga tu número telefónico.

“¡Pero que arpía!”

Pensó Hashimaru, al darse cuenta que las intenciones de su compañera son perversas. Ella lo hace para ver la reacción de Sekari cuando se trata de Kojima.

– …… –No puede contener más sus emociones y sus mejillas rojas son los que delata todo. No sabía que Kojima estuviera marcando ya que perdió su celular cuando fue atacada por esos hombres. Pero lo que más le molesta que esa muchacha, Shinomori Kaori, está diciendo sobre Kojima con la intención de provocarla. Nunca supo hasta ahora que ella tuviera esa artimaña. Mientras está conteniendo su tolerancia, continúa escuchando las palabras frívolas de Kaori.
– Él quería venir a visitarte, pero tuvo algún asunto importante, así que encomendó esa tarea a nosotros. Y estamos aquí, Fin del cuento. ¿Qué tal? – al terminar, no dejaba de sonreír descaradamente y disfruta ver la cara de Sekari quien se encuentra a punto de estallar.

– Lo único que hace es que Sekari nos odie cada vez más de lo normal. – dice Hashimaru a Tate todo molesto por lo que hizo Kaori. Tate solamente soltó una floja risa por los comentarios de su amigo que está a su lado. Él comprende que la acción de Kaori está mal, pero por otra parte siente una ligera decepción al saber que su compañera Sekari tiene alguna relación con Kojima.

– T-Te trajimos un regalo. –Tate le entrega el paquete de donas que trajo de la panadería donde vive a Kagome; debido que Sekari continúa jalando la oreja con su mano izquierda.

– ¿Qué es? –preguntó curiosamente mientras sostiene el paquete que tiene en sus manos. Siente algo cálido y cuando lo abre…

– ¡¡DONAS!! –Aclamó con entusiasmo al ver los panes calientes. Para ella es la primera vez después de tanto tiempo de no ver una dona desde que estaba viviendo con Sekari. Chocolate, glaseado, relleno y de mucha variedad hace que babe sin darse cuenta.

– ¿Ya podrían irse? –Sekari continua totalmente irritada por lo que dijo Kaori. – Ya comprobaron que estoy 100% bien, ya no es necesidad que estén aquí. Váyanse.

Era de esperar de su respuesta tan fría. Ya sabían que solamente vinieron a estar al tanto de su compañera, pero también quería conocer más de ella. Es probable que la acción de Kaori solo empeorara las cosas.

– Bueno… –Dijo Tate un poco desanimado. – Me alegra saber que estés bien, con eso basta. Espero verte el lunes en la escuela. Nos vemos…

– ¡Esperen! –Una tierna voz los detiene; es la voz provienes de la chica que Sekari sigue jaloneando de su oreja. – ¿No les gustaría… comer con nosotras?

– ¿COMO? –Gritó Sekari por la propuesta de Kagome, no solo ella que se quedó estupefacta, sino también sus compañeros por esas tiernas palabras.

– Oye… –Ahora está jalando la oreja de Kagome un poco más fuerte – ¿Desde cuando eres la señora de casa?

– ¿No lo entiendes? Ouch –Está soportando el dolor. – Es mucho más divertido comer con más personas. Además… esas personas vinieron hasta aquí porque realmente estaban muy preocupados por ti. ¿Y es así como los tratas?

Algo sonó en el interior de Sekari como si fuera alguna grieta al oír las palabras de esa chica. Lo que provoca una gran irritación, la cual ya no puede contener.– Tú…  –Ya no puede soportar más esa tolerancia, la mirada de esa chica que parece tierna e inocente, que a la vez un desafío contra ella; esa clase de expresión es lo que más detesta.

Por otro lado, los muchachos están preocupados la discusión de ambas.

– ¿Qué vamos hacer? – preguntó Hashimaru – Tenemos que hacer algo o se convertirá en una guerra.

– ….. – También está preocupado, pero no se le ocurre una idea para detener esa pelea sin que Sekari se enfade aún más. En ese momento un fuerte golpe en su abdomen como si una bola de cañón le golpeara directamente a su estómago llega sin previo aviso. El impacto fue tan fuerte que casi pierde el equilibrio.

– ¡Tate! ¿Te encuentras bien? –Inmediatamente Kaori corre en su ayuda junto con Hashimaru, sosteniéndolo.

– ¡Tate!

Las dos que están a punto de pelear, pero escucharon los gritos de Kaori y alza mirada hacia ellos. Kagome corrió hacia ellos, liberándose por completo de la mano que tenía sujetada su oreja mientras que Sekari se queda parada y lo único que hace es observar.

– ¿Te encuentras bien? – Kaori también hace la misma pregunta.

– … E-Estoy bien… –Responde Tate con dificultad

Y así fue como sucedió, Kagome sin pedir permiso a Sekari llevó a Tate junto con Hashimaru y Kaori adentro del departamento. Sekari, que aún sigue molesta por la imprudencia de Kagome no tuvo más opción que aceptarlo de mala gana.

– Y…. – haciendo una mirada desconfiada y sospechosa hacia Tate – ¿Ya te encuentras mejor?

– ¡S-SI! ¡Ya me siento mucho mejor! Hahahahahahaha. –Esta tan avergonzado en especial por la mirada con la que Sekari lo recrimina

Hashimaru, que está sentado junto con Kaori, le dice con la voz más baja para que Sekari no lo escuche – Fuiste demasiado cruel, Shinomori.

– No tuve otra opción. – contesta Kaori con la voz bajas. –Era la única forma para entrar –Kaori golpeo a Tate con su codo con toda su fuerza mientras que ellos se enfocaban en Sekari y Kagome. Jamás imagino que el abdomen de Tate fuera tan duro como una roca y eso que él no está en ningún club deportivo. No solo le causó dolor a Tate sino que también le dolió mucho su codo – Deberías agradecerme y no regañarme.

– …. –Es cierto que gracias a Kaori pudieron entrar al departamento, pero sus métodos son demasiados arriesgados como lo hizo sobre Kojima.


Sekari suspira pues lo único que ella desea es sacarlos de su casa como bolsas de basura, pero está segura que Kagome los defenderán sin importarle que sean desconocidos para ella.

– Lamento no tener café, solamente les serví chocolate caliente –Dice Sekari después de poner la bandeja con las tazas con chocolate caliente sobre la mesita de café

– No importa. –Responde Tate tomando una de las tazas.

– Parece que tienen buenos gustos. Es increíble que siendo tan fría, tengas  unos gustos tan infantiles….

Pero un tenedor apareció de la nada golpeando directamente la frente de Hashimaru, clavándosele después de escuchar sus críticas. Todos se encuentran horrorizados de ver la actitud violenta de Sekari, ya que fue ella quien lanzó el utensilio contra Hashimaru.

– Da miedo. –Le dice Kaori a Tate con voz baja para que Sekari no la escuche. – jamás pensé que tuviera tanta violencia en ella.

Él solo asiente nerviosamente. Saben que Sekari es una chica tan callada y solitaria durante en la escuela. Pero ahora que vieron lo que es capaz de hacer, deben tener mucho cuidado en no molestarla o insultarla porque acabarían exactamente como Hashimaru.

– Eres muy cruel. –Reclamó Kagome. – ¿Así tratas a los invitados?

– Cierra el pico. –Responde secamente sentándose al lado de Kagome para poder vigilarla – ¿Y ya estas mucho mejor? – pregunta a Hashimaru de forma sarcástica.

– Si…. Gracias. – respondió mientras quitaba el tenedor de su frente, sangrándole un poco.

Después de eso, todos comenzaron a comer las donas que trajo Tate acompañándolas con la taza de chocolate. Kagome es la que más disfruta ya que ha comido su cuarta dona ya.

– Oye, tranquila. –Dice Kaori preocupada. – Si comes tanto podrías subir de peso.

– ¿Subir de peso? ¿Qué es eso? –Responde ella con inocencia

Esa pregunta causa un gran shock tanto Sekari como Kaori implicando que Kagome jamás ha subido de peso en toda su vida. Eso les da una gran irritación y envidia, en especial a Sekari.

– ¿Qué pasa? ¿Dije algo malo?

– No te preocupes. –Dice Tate para que no se preocupara. – Por cierto, aun no nos hemos presentado.

– ¡Es cierto! –Bebe un poco de chocolate y luego dice con una tierna sonrisa – ¡Mucho Gusto! ¡Mi nombre es Kagome!   Y soy… –Casi se olvida que no puede decir a nadie que ella es una amiga imaginaria. – Soy la hermana adoptiva de Se-Chan…

– ¿Su hermana adoptiva? –Dijeron los tres al mismo tiempo. No pudieron contenerse por la sorpresa de que esa chica es la hermana de Sekari.

– Es difícil de creer…. ¿Hermana de Sekari-Chan?

– Y parecen de la misma edad. No sé quién es la mayor o la menor.

– Ah… se llama Kagome. –Nuevamente Hashimaru está en las nubes después de escuchar el nombre de la chica con una voz tan angelical. Así que ellos decidieron ignorarlo esta vez.

– Encantado conocerte, Me llamo Tate Yasuke, y soy un compañero de Sekari-Chan.

– Igual yo, Me llamo Shinomori Kaori.

– Y-Yo… – comienza hacer algunos arreglos en su rostro, convirtiéndolo en un apuesto bishounen y toma la mano izquierda de Kagome como un caballero. – Hoshi Hashimaru. Y Me gustaría ser tu “Amigo”

Kagome no sabe que ese chico lo está coqueteando y por eso no sintió ninguna reacción cuando tomó su mano.

De repente….

– ¡¡COMPORTATE DE UNA VEZ, IMBECIL!! – Sekari golpea con su puño derecho al rostro de Hashimaru.  La fuerza de su puño lo impulsa hacia donde estan los demás. Su rostro ha vuelto a la normalidad después de haber recibido el puñetazo de Sekari y ahora esta ensangrentado.

– Te lo mereces. – murmuró Kaori decepcionada. – Jamás debes provocar a un animal, en especial a un oso en plena hibernación.

– Muy bien. – Se sienta Sekari y cruza sus brazos. – ¿Hay algo más que quieran decirme?  Sino, pueden irse.

– Se-Chan… - Nuevamente los están echando, a veces piensa porque no es amigable con los demás y el porqué de su actitud tan agresiva.

– Quisiera saber… ¿Por qué te ausentaste?

Sekari ya esperaba que le preguntaran eso, y trata de recordar la excusa que hizo cuando estuvo con la lencería.

– Fui al aeropuerto a recoger a mi hermana, eso es todo. –aunque dijo con toda calma y frialdad posible parece que no le creen

– ¿Segura?

– ¡Por supuesto que sí! –Parece que hay una razón para que no le crean del todo, pero intenta conservar la calma como siempre y dice. - ¿Por qué lo dices?

– Bueno… la verdad. –Tate saca su Smartphone de su bolsillo, comienza a buscar por las redes sociales y luego se lo muestra a Sekari.

Ella se levanta para ver lo que hay en el Smartphone, y es un video en el que aparece una chica agrediendo a un muchacho a pleno luz del día. Luego….

¡¡¿QUE CARAJOS…?!!

FIN DE LA PRIMERA PARTE
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Sáb Feb 13, 2016 2:19 am
CAPITULO 3 PARTE 2

– ¿Qué carajos es eso? –No pudo contener su enojo al ver video en el Smartphone de Tate. Unos infelices grabaron mientras golpeaba al hombre que coqueteaba a Kagome.

Es normal que la gente suele grabar cualquier estupidez para volverse popular en las redes sociales. Ahora ya sabe lo que las demás personas que han sido grabadas sienten, es tan humillante.

– ¡WoW! ¡Una televisión mucho más pequeña! –Kagome sigue asombrada de la nueva tecnología, especial en los celulares. No puede ver exactamente el video por la mala calidad del móvil de quien las grabó.

– ¿Quiénes son esas personas?

– …. –al hacer esa pregunta, el cuerpo de Sekari se tensa por un momento y luego dice con un tono seco. – Disculpa… pero… ¿Podrías dejarnos a solas?

– ¿Pero qué dices? ¿Qué hay en ese video?

– ¡¡SOLO VETE!! – Nuevamente le grita, descargando toda su ira en ella.

Esta vez ya no puede oponerse lo que dice ella porque se pondrá más furiosa como esta. – Con su permiso. –Se retira con una cara de tristeza para dejar sola con sus compañeros de clases.

– No Debiste se tan dura con ella –dice Tate preocupado por Kagome.

– No es de tu incumbencia –recuperó la compostura fría de antes.

– entonces… –ahora hablaba Kaori. – ¿Qué fue lo que sucedió exactamente?

Intenta en mantener la compostura para intentar explicar con lo sucedido. – Después de recogerla del aeropuerto y darle un paseo por la ciudad después de tanto tiempo de estar en el extranjero….

– Ya veo… Entonces fue por eso… –Tanto Tate y Hashimaru creen en la “historia” de Sekari; sin embargo, Kaori no le cree por completo, pues se pone más nerviosa como si estuviera en un interrogatorio y continúa explicando su historia.

– Luego me detuve en la tienda donde trabaja un conocido y le pedí que se quedara afuera por unos minutos. Y cuando regresé, estaba conversando con un muchacho que parecía que estaba coqueteándola y luego….

– Lo atacaste para defenderla. –Dice Hashimaru todo asombrado y orgulloso de su compañera. – Era esperarse de una osa sobreprotecto….

Nuevamente Sekari lo golpea en la cara por decirle oso. Esta es la segunda vez que la llaman “oso” en este día y no le gusta que la compare con uno.
– Pero es tu culpa. –ahora reclama Kaori. – Para empezar, no debiste dejarla afuera de la tienda. Sabiendo muy que hay mucho peligro en la calle.

– ….. – Esta vez Kaori tiene razón. Para una chica tan ingenua e inocente como Kagome, es el blanco de todos los depredadores sexuales que puedan abusarla.

– En otras palabras... –ahora apunta a Sekari con su dedo índice declarándola culpable de un crimen. – No debiste dejarla afuera en primer Lugar. Takuya, tu eres una irresponsable como hermano mayor.

Ahora está acorralada y ya no tiene una excusa para su defensa. Pero lo que incomoda no son reclamos de Kaori, sino…

– No crees que te estas precipitando. –Tate defendió a Sekari como siempre, aunque también le incomoda algo al igual que ella. – por cierto, ¿No deberías decir “Hermana mayor”?

– Para nada tiene rasgos de una hermana mayor, más bien de un hermano mayor.

– ¡¡TE VOY A MATAR!! –Sekari sale disparada para golpearla porque insinuó que parece más hombre que mujer.

– Contrólate Sekari- Chan. –intenta detenerla sujetándola con la fuerza que tiene, jamás imaginó que la fuerza de Sekari es casi similar a la de Tate por lo que no podrá sujetarla por mucho tiempo.

Sin embargo, Kaori se queda callada y parece que está viendo hacia otra dirección.

– ¿Shinomori? –Tate la está llamando por su nombre pero no reacciona como si estuviera poseída o algo que le diera un gran Shock.

“Detente, Hermana. Tengo miedo.”

“No, te preocupes. Tu hermana te cuidará bien, te lo prometo.”

Esas voces provienen de la televisión, reconoce esas voces a la perfección justo como la música de fondo, hermosa y a la vez erótica.

– ¡¡No puede ser!! –inmediatamente voltea hacia atrás para comprobar si es lo que está pensando.

– !!!!

Tal como temía y por esa razón Kaori se quedó estupefacta. Está viendo una escena erótica de dos estudiantes que están haciendo el amor. La historia se trata de una estudiante que siempre ha estado admirando a una estudiante que es un año mayor que ella y siempre la llama “Hermana mayor”. Esta escena es después que confesara sus sentimientos a su superiora y la otra la corresponde del mismo modo y en ese mismo momento están teniendo sexo en la enfermería.

– ¿Sekari-Chan? –al igual que Kaori, Tate se queda estupefacto y viendo la escena.

– ¡OH! – Hashimaru, a la diferencia de los otros dos está disfrutando mucho la escena del sexo.
– ¡¡NO LO MIREN!! –Sekari corre hacia la pantalla, tapándolo con todo su cuerpo. – ¡No es lo que parece! ¡No sé de donde apareció eso! ¡¡HAHAHAHAHA!! –Perdió por completo la compostura y se comporta como un niño siendo descubierto por su mama.

– No entiendo por qué se quitaron la ropa, les dará resfriado. –Kagome le pregunta a Sekari mientras observa la escena.

– ¡¡TÚ!! –grita Sekari con toda su fuerza. – ¡¡TÚ ENCENDISTE LA TELE!!

– ¡No es cierto! –dice Kagome con una mirada de inocencia. – Solamente oprimí el botón de “reproducir” en este reproductor de DVD.

– ¿Cómo?

– verás… después que me echaras, fui a echar un vistazo por todos los alrededores de este lugar. ¡y vaya que es muy grande! Y luego, nuevamente me llamó la atención en ese espejo mágico a lo que llamaste “Televisión” y estaba buscando desesperadamente el botón de “encender” pero no lo encontraba.
Sin embargo, había un reproductor de DVD, aunque dice “BD” y luego…. –toma un ligero respiro y continúa con su relato. – Luego oprimí el botón de “reproducir” solo por curiosidad y encendió el espejo por sí solo.

– …… – Después de escuchar el relato de Kagome, Sekari ya no puede contenerse porque ha sido la mayor humillación que ha tenido en su vida aparte de la lencería, esta vez le dio ganas de estrangularla, pero…

– Esta vez no lo vas a culparla. –dijo Kaori y ahora con un serio. – Sabes perfectamente que todas las televisiones de hoy en día se encienden por cualquier tipo de aparato aparte del control remoto. Sin embargo…. –Nuevamente le apunta el dedo a Sekari. – la culpable eres tú, Takuya Sekari. Por dejar tus cochinadas dentro del reproductor.

– “Esto es humillante.” – Pensó Sekari. – “Me siento como ese juego de detectives y juicios entre la vida y la muerte. Piensa Sekari… Piensa…” –Se repite en búsqueda de una solución, o cuando menos un escape o forma de quitarse el ultimo veredicto de encima – No recuerdo que eso sea mío. –ahora está actuando como inocente, pero su nerviosismo lo delata. – Quizás un amigo vino aquí y lo dejó hehehe.

– Tú no tienes amigos. – dice Kaori recriminando.

– ¡P-Por supuesto que sí! ¡Es un amigo que conozco hace tiempo! ¡Y no es Ko.. Shindou-Kun!

– ¡Se-Chan tiene razón! –Dijo Kagome defendiéndola. – ¡Si vino un amigo de Se-Chan!

– ¿Eh? –Jamás imaginó que Kagome estuviera de su lado. – Tú… –a pesar que la insultado y gritado todo el poco tiempo que llevan, aún sigue de su lado.

– Vino el amigo de Se-Chan solamente a dejar esto. –le demuestra una nota. – Lo encontré debajo de la mesa del Televisor. –en la nota dice “Oye Sekari. Hasta cuando vas a pagar por las 5 películas Yuri que compré para ti, aparte del juego School D**s. Atte: Nori.”

– Caso Cerrado. –dijo Kaori, terminando el juicio. – Takuya Sekari, No cabe duda que eres una degenerada.

Así es, es un caso cerrado. Todo se ha terminado. La nota que dejó el amigo de Sekari hace más de dos semanas y pensó que lo había tirado a la basura. Esa fue la evidencia que la desenmascaró por completo. La culpa la tiene Kagome. No, la verdadera culpable es la misma Sekari. Si no la hubiera echado cuando estaba viendo el video en el celular de Tate, los daños hubiesen sido menores. Ya casi no queda la energía se mantenerse se pie y se sienta en el mueble.

– ¿Estas bien Se-Chan?

– Por supuesto que no estoy bien. Ya vete.

– Mmmmmm. –quiere animarla, aunque fuese un poco. Y en ese momento tuvo la idea y se fue a la cocina.

Tarda unos tres minutos en la cocina y regresa entregando algo por la cual podría animarla. – Ten.

– ¿Úh?

– Es tu favorita ¿no?. –le entrega un ramen instantáneo con camarón, son los favoritos de Sekari. – Ten cuidado, está muy caliente.

Ni siquiera tiene la energía para gritarle y aun así tomar el ramen que calentó Kagome para ella.

– Por cierto, estoy sorprendida. – dice Kagome Entusiasmada. – Toda la cocina tienes una gran colección de ramen. Excepto el refrigerador que está casi vacío.

– ¿Eh? –aparte de descubrir todos los videos porno sin querer, también descubrió todos los ramen instantáneos en la cocina. Esa es la razón por la que no quería que nadie estuviera en la cocina.

– ¡Tiene de queso, mis favoritos! –Dice Hashimaru mientras come un ramen con sabor de Queso. Tal parece que Kagome hizo mucho ramen para todos.

– Genial. –Dice Kaori decepcionada y sarcásticamente. – aparte de degenerada, es otro amante del ramen, sí; de veras… –la última palabra que dijo Kaori, está refiriendo al personaje de Shonen manga que siempre dice “De veras.” y amante de ramen. Ahora ya saben porque Sekari ama tanto el ramen.

Ahora que sus secretos han sido revelados ya no tiene ningún motivo para seguir viviendo. Ahora solo queda un deseo por su mente.

– Ya me pueden darme The Ultimate Punishment…

Después de que todos terminaron de comer su ramen. Ellos decidieron en regresar a sus hogares y antes de marcharse, se quedaron unos momentos en la puerta de la entrada.

– ¿Ya se van? –Kagome está muy triste por la partida de sus nuevos amigos.

– lo siento mucho. –dice Tate Disculpándose. – Pero nosotros tenemos que regresar a nuestros hogares.

– Ya veo… –ella quería estar más tiempo con ellos para jugar y conocerlos bien.

Por otro lado, Sekari que está a lado de Kagome, no ha dicho una sola palabra y su expresión ha cambiado de seria a sombría después de lo que sucedió, ni siquiera es capaz de alzar su mirada hacia ellos.

– No te preocupes Kagome-Chan. Podemos vernos en otra ocasión.

Las bondadosas palabras de Tate hacen que Kagome se alegra un poco más porque es verdad, ellos se podrán ver ahora que saben en donde viven.

– ¡SÍ!

– Descuida Kagome. Yo te visitaré todos los días para comprobar si esta degenerada no te haya hecho nada indecoroso.

Ya no tiene la suficiente energía para golpea a Kaori por otro insulto de parte de ella, solamente da otro gran suspiro. Pero viene Hashimaru y pone su mano izquierda en su hombro.

– Anímate Sekari-Chan. En un momento como este tenemos que estar juntos más que nunca. ¡Hermano!

Pero si tuvo la suficiente energía de romper la cara a Hashimaru y eso porque la compara con el ahora que ha descubierto que es una pervertida su mismo nivel.

Tate Levanta a Hashimaru que ahora esta inconsciente y se despiden de ellas prometiendo que las volverían a verla.

FIN DE LA PARTE 2
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Sáb Feb 13, 2016 10:57 pm
Ya me puse al corriente,si que se me habían pasado algunos capítulos Evil or Very Mad

Pobre Se-chan le descubrieron su lado pervertido...jajajaja...y Kagome es tan tierna e inocente...Bien a la espera del siguiente.Que estés bien...
Delfi22
Mensajes : 7788

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por invierno el Sáb Feb 13, 2016 11:13 pm
jijiji
todo un caso

conti
saludos
invierno
Mensajes : 102

Fecha de inscripción : 31/10/2014

Edad : 29

Localización : en noche de luna e invierno eternal

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Dom Mar 20, 2016 10:06 pm
CAPITULO 3 PARTE 2

El día ha sido de lo más humillante en la vida de Sekari ahora que sus compañeros de clases ya conocen un poco de ella gracias a Kagome. Desde la llegada de Kagome a su vida no ha traído más que problemas y tanto para el primer día. Ya no quiere imaginar lo que vendrá después, eso será una pesadilla.

Tantas presiones en la cabeza de Sekari que decidió ir a tomar una ducha. Por suerte, Kagome se quedó en la sala de estar porque llamó atención un programa en la televisión y aprovechó ese momento para ir a toda velocidad.

al llegar, inmediatamente abrió la llave del agua caliente para llenar la tina mientras quitaba su ropa. Después que la tina se llenara, ella se mete al agua sin importar lo caliente que esta porque está más dolida por las humillaciones que llevó hace un momento que el dolor por la temperatura del agua.

Hay personas que dicen que tomar una ducha, ayuda relajar el alma y ahora cree que ese dicho tiene mucha razón; desde que entró a la tina, se tranquilizó por completo a esa alma que estaba fuera de control como si introdujera el hechizo del enloquecimiento y casi se convirtiera en Berseker.

Después de Relajarse por completo, comienza a analizar todo lo sucedido del día de hoy: fue perseguida por unos tipos que ni siquiera los conoce y al parecer tampoco ellos la conocen; sin embargo, aún es demasiado extraño. ¿Cómo supo donde vivía? ¿Volverán a atacarla? Eso lo asusta mucho.

Y el segundo y el más importante: Kagome. ¿Quién es esa? ¿Una amiga imaginaria que todo el mundo puede verla? ¡Eso es imposible! Es difícil de creer, es como si eso sacara de un manga de fantasía, pero aquí esa la realidad, no puede existir tales cosas. Los seres imaginarios provienen por la mente del individuo (particularmente un niño) para alejarse de la soledad, o al menos ella cree.  

Sin embargo, al ver su reflejo en el espejo, solamente tiene el reflejo de Sekari y no el suyo propio. Sekari no puede recordar si realmente tuvo una amiga imaginaria cuando era niña o antes de los 6 años, es como si algo le bloqueara una parte de sus recuerdos.

- ¡¡Mierda!! – grita mientras rasca la cabeza con desesperación. - ¡¿Por qué no puedo recordar nada?!

luego comienza a tranquilizarse, cambiando una expresión de seria a melancolía y murmurando:

- Como desearía olvidar esos “recuerdos”. – mira detalladamente sus muñecas que aun trae puesta sus pulseras elásticas; pone su mano izquierda con la muñeca derecha, apretándolo fuerte como si perturbada por algo mientras intentaba en recordar.

Hay memorias que quiere recordar, pero hay memorias que quiere olvidar. Si no puede recordar esos recuerdos que tuvo con esa niña, entonces por qué siempre recuerda esos momentos tormentosos que la perturba todos los días que le da ganas de matarse, pero no tiene lo suficiente coraje para quitarse la vida. tanta ironía hace que Sekari sonríe amargosamente y diciendo:

- que patética soy….

En ese momento, se da cuenta que ya es hora de retirarse porque Kagome no tardará en buscarla. Le da tanto coraje que ya no puede tomar la ducha por más tiempo. Y ahora que forzosamente se ha convertido en una inquilina de su casa, tendrá que hacer algunas reglas al igual que esconder sus materiales “peligrosos” y otras cosas porque ella es fácil de influenciar por cualquier estupidez y eso la mortifica más, eso la hace como todo un padre responsable.

Sale de la tina, cubre con una toalla su cuerpo desnudo y lista para ir a su habitación. En el momento que abra la puerta, aparece la chica que tanto desprecia enfrente de ella y… completamente desnuda.

Sekari se quedó paralizada por completo al verla nuevamente desnuda, mientras que la otra chica también se queda parada y mirando el cuerpo de Sekari detalladamente.

No es la primera vez que ve el cuerpo desnudo de esa chica, pero si es la primera vez en que sus cuerpos desnudos se conocen del uno al otro. El corazón de Sekari comienza a palpitando fuertemente que casi no puede respirar sin embargo sigue manteniendo firme.

El ambiente es tan erotico es casi parecida a una de una novela visual eroge que vio hace pocos años: que unas personas tuvieron sexo en un lugar casi similar al que está teniendo ahora.

“No, no, no, no, no.” – pensó Sekari. – “No puedes pensar en “eso”. Pero.. pero…” –  lo peor es que su cuerpo está comenzando a calentarse y su mente comienza a nublarse poco a poco. Ella es una chica… y las chicas no pueden… además la detesta tanto… pero aun así…

- ¡Ah! ¡Lo tienes pequeño!

No sabe si agradecerla por haber arruinado ese ambiente, pero… no puede tolerar ese “pequeño” detalle.

-¡¡¿QUÉ ESTAS MIRANDO, IMBECIL?!! – su grito hizo estremecer por todo el edificio que la gente que viven en ese edificio pensaron que fue un pequeño temblor.

Después de lo pasó en el baño, Sekari la lleva una habitación vacía, pero tiene algunos muebles como una cama para dos personas, un armario y un peinador.  

- ¿Eh? – Kagome hace una queja. - ¿Por qué no?

- ¿Acaso no entiendes? No podemos dormir juntas en la misma habitación.

Kagome quiere dormir en la misma habitación que Sekari, pero le ha negado muchas veces.

- Pero siempre nos dormimos juntas cuando éramos niñas.

- ¡¡TU NO ENTIENDES!! – Exaltó Sekari y con la cara ruborizada porque aún sigue por lo pasó en el baño. - ¡Tú y yo ya no somos niñas! ¡Cuando cumplen los 11 años, los niños deben dormir en habitaciones separadas!

- ¿Y por qué?

- ¿P-Por qué? – al hacerle esa pregunta su cara se vuelve más roja de lo normal. No quiere decir esas “cosas”, luego se dio la espalda con los brazos cruzados. - De todas formas… - evadiendo la pregunta sin voltear atrás. – a partir de hoy vivirás en esta habitación, te guste o no. ¿Entendido?

- …. – esta vez tiene que aceptar haciendo inflar sus mejillas de disgusto. Pero hay algo que le incomoda mucho. - ¿Puede hacerte una pregunta?

-¿Cuál?

- ¿No tienes un pijama mejor? Porque este me prieta mucho.

- ¿C-Cómo? - murmuró apretando sus dientes por el comentario de Kagome que es insultante para ella, de nuevo.

Después del Baño, Sekari se encerró en su habitación para ponerse su ropa para dormir y antes de salir saca su otro pijama para Kagome. pero parece que no le queda, nuevamente relacionado a sus pechos.

- Es mejor que me lo quite. – comienza a quitar los botones de su pijama.

- ¡¡NO LO HAGAS!! ¡¡YA HAS HECHO MUCHO FANSERVICE EN SOLO 3 CAPITULOS!! ¡¡YA DE POR SI NUESTRA JEFA CLASIFICÓ NUESTRA HISTORIA COMO “SEINNEN”!!

Logró convencerla, pero solo desabrochó el lugar donde apretaba sus pechos para poder dormir cómodamente. Sekari se retira de nueva habitación de Kagome, pero…

-Espera.

Sekari se detiene en la puerta sin voltear para verla con un tono seco. - ¿Ahora qué quieres?

- Solo quiero decirte una cosa… - es algo importante, pero le da algo de pena en decírsela porque aún le tiene algo de miedo. Toma todo el coraje y dice con una gentil sonrisa:

- Buenas noches, Se-Chan. Y muchas gracias por permitir ser parte de tu mundo (vida), otra vez.

Pasa unos momentos de absoluto silencio después de escuchar las palabras de esa chica y luego cierra la puerta sin nada que decir. Kagome se entristece ya que esperaba que Sekari le diría “Buenas Noches”; aun no está acostumbrada de esa nueva “Sekari” pero tiene esperanza de que aún le queda una pizca de la “Sekari” que ella conoce.

Se acuesta en su cama, pero… aunque ahora esta viviendo con Sekari en su nueva casa, pero aun siente el distanciamiento entre ellas como fue en esa casa: sola y con el deseo de estar con su querida amiga. Solo le queda es cerrar los ojos, esperar un nuevo día y esperar que Sekari vuelva a ser la misma de antes.

Después de cerrar la puerta, Sekari recoge todos sus materiales “peligrosos” por todo el lugar a su habitación, se avergüenza porque se siente como un chico que está ocultando sus materiales porno antes de dejar entrar a sus padres. Pero no hay padre y madre quien la pueda regañar, pero hay una chica con una mentalidad de una niña recién nacida y dar mal ejemplo de su parte, se sentirá culpable por todo lo que resta de su vida.

Ahora que ha recogido todas sus cosas; pero antes de dormir, toma el teléfono inalámbrico que está en la sala de estar y se lo lleva a su habitación. Una vez dentro, comienza a oprimir los números y pone el teléfono en su oído, esperando su llamada por unos varios segundos hasta que por fin contesta y dice:

- Soy yo…. Si, Si, ya lo sé. Ya me di cuenta. – tal parece que esa persona ya se dio cuenta del video en la tarde, con solo recordarlo la irrita, luego cambia otro tema. – Si. Hay algo que quiero hablarte mañana… el mismo lugar de siempre…. No olvides traer lo de siempre entendido…. ¡Ya lo se! ¡Ya lo sé!. – está refiriendo la deuda que le debe por las cosas que compró el para ella y también el dinero que le prestó esa Tarde. – Entonces, Nos vemos… - antes de colgar el teléfono, esa persona le dice algo causando que Sekari se ruboriza y diciendo ahora con un tono molesto. - ¡No! ¡No es mi novia! ¡Ni tampoco una sexfriend!

Con tanta furia, tira el teléfono hacia la pared. Lo que causo fue porque le preguntó si esa chica que estaba en la tienda era su novia o una amiga con derecho ya que ese sabe mejor que nadie que Sekari es una pervertida; con tanto coraje se acuesta en su cama y cerrando sus ojos, esperando que termine el día.

Han pasado más dos horas desde que llamó a esa persona por el teléfono, aún no ha conseguido el sueño; ha estado dando ha estado vueltas por el colchón para poder dormir bien, pero nada le resultó. Es como si le faltara algo.

“Buenas noches, Se-Chan. Y muchas gracias por permitir ser parte de tu mundo (vida), otra vez.”

- ¡¿Qué rayos fue eso?! – se levantó de la cama rascándose la cabeza. Al recordar las palabras de Kagome antes de irse se puso furiosa.  ¿Qué es ese sentimiento que siente?… ¿Culpa? ¿Se siente culpable por no decir “buenas noches” también?  Con tantas preguntas en su cabeza nuevamente se rasca su cabeza que comienza doler mucho su cuero cabelludo.

Pero entonces se detiene, mira el oso de peluche que se encuentra en el escritorio. Casi lo olvidaba, es el muñeco de peluche que recogió en esa casa en aquel día. También recuerda que esa chica dijo una vez que ese oso le pertenecía y se llama “Rulu”. Sale de su cama para ir al escritorio donde se encuentra el muñeco; al tenerlo en sus manos, comienza a mirar fijamente a ese juguete sucio y viejo, empieza a pensar que es lo que hará con él.

En la otra habitación, Kagome tampoco ha conseguido el sueño; desde que Sekari cerró la habitación intentó dormir, pero no pudo como si le faltara algo para dormir bien. En ese instante, se levantó se la cama, diciendo:

- Es cierto, me falta Rulu. – Es cierto, todas las noches siempre se dormía a lado de su muñeco de peluche. Ella no puede dormir si no está rulu a su lado.  Le gustaría levantarse e ir a la habitación de Sekari para pedir por su muñeco, pero seguramente ya esté dormida o que la habitación esté cerrada. Así que no tiene opción que intentar dormir otra vez.

Escucha un raro ruido como si la puerta se abriera, siente algo de miedo porque cree que se trate de un fantasma. Pero sabe que los fantasmas no existen, así que decide levantar para ver quien está en la puerta. Al levantarse, lo primero que ve es un oso volando de la nada y chocando directamente en su rostro. El impacto fue muy suave como de algodón por lo que no sufrió daño en su rostro; la cosa cayó en sus manos y cuando lo mira se queda sorprendida, diciendo:

- ¿Rulu?

- Te la devuelvo.

- ¿eh?

Es Sekari que está en la puerta, así que fue ella que lazó al oso hacia Kagome. También se sorprende que Sekari este despierta.

-¿Se-Chan?…

- Se me olvidó decirte algo importante… - Se queda callada por unos momentos como si buscara algo para decirle, pero no se atreve a decir por alguna razón hasta que finamente lo dice: - Buenas Noches…

Lo que tanto deseaba finalmente se hizo realidad, no podría estar más feliz de que su mejor amiga dijera esas palabras después de tanto tiempo de no escuchar. Sekari otra vez se retira cerrando la puerta, regresando a su habitación con la conciencia blanca y dormir tranquilamente.

Kagome regresa a su cama y esta vez muy feliz ya que puede conseguir el sueño sin ninguna dificultad: su oso rulu y las “buenas noches” de Sekari. Dando que brille más esa esperanza que Sekari vuelva a ser la misma de antes. Sabe que habrá muchas dificultades a partir de mañana y los días que sigue, pero Kagome no se dará por vencida tan fácilmente y ayudará a su querida amiga lo que está a su alcance.  


FIN DEL CAPITULO 3
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Dom Mar 20, 2016 10:08 pm
CAPITULO 4: EL PRIMER DIA.

Otro día ha comenzado en esta estación llamada “primera” pero este un nuevo día para una chica que apenas conoció este mundo. Los rayos del sol lograron alcanzar en el hermoso rostro de la chica mientras duerme que logró abrir los ojos. Por un momento pensó que aún seguía en esa casa, pero comienza a recordar todo en unos cuantos segundos y abre los ojos por completo.

Se levanta un poco y primero que hace es bostezar mucho como nunca lo ha hecho, después sale de la cama yendo a la ventana y abriendo las cortinas para el ver el nuevo día. Se queda deslumbrada al ver cielo totalmente despejado, al igual que ve tantos edificios desde esa vista.

- Hoy será un buen día. – dice toda entusiasmada, cree que hoy será un buen día para ella y Sekari. Primero tiende su cama de forma ordenada y al final pone su oso en la almohada. Justo antes de salir de su habitación mira al oso como si se despidiera de el

- entonces, nos vemos. Cuídate mucho. – diciendo al oso “Rulu”, Kagome se marcha hacia donde se encuentra su amiga.

una vez salido de su habitación, mira todo a su alrededor que está completamente silencio: la televisión apagada, no hay nadie en la cocina haciendo el desayuno al igual que en el comedor. Se siente un poco triste porque normalmente durante en la mañana siempre hay gente ahí como la madre haciendo el desayuno, el padre leyendo el periódico y los niños comiendo la comida para irse a la escuela. Ella lo sabe mejor que nadie porque estuvo observando a Sekari todos los días en aquel tiempo. Pero ahora, Sekari ha estado viviendo sola en ese enorme lugar, eso es muy triste para la chica imaginaria.

- ¡no Kagome! – regañándose a sí misma. – tienes que dar tu mejor esfuerzo para ayudarla, pase lo que pase. – se ha olvidado por completo que está aquí para apoyarla de lo contrario no estaría aquí ahora. Comienza a darse unas ligeras bofetadas en sus mejillas para reaccionarse y nuevamente se anima consigo misma para ir a la habitación de Sekari.

Al llegar, se detiene un momento para comprobar si la puerta está abierta; mueve la perilla lentamente y ser abrió. Por un momento pensó que estaba cerrada, pero se alegra porque podrá verla sin tener que tocar la puerta.

Entra, todo está oscuro que casi no puede ver nada y puede tropezarse con algo en el suelo en cualquier momento. al parecer las cortinas de su habitación están cerradas y gruesas por la que no entran los rayos del sol a diferencia de la suya. Apenas pudo ver a Sekari dormida en la oscuridad; se acerca sigilosamente paso por paso sin hacer cualquier ruido que la pueda despertar. Llega a la cama y se queda observando por curiosidad.

Ve a Sekari dormida plácidamente mientras esta abrazando con una enorme almohada que tiene casi la misma estatura que ella. Al parecer que diciendo algo mientras duerme:

- hehe… si es por mi rey de los caballeros… con mucho gusto… le daré toda la mana que necesite…

- ¿Mana? – sin querer lo dijo en voz alta causando que interrumpiera su sueño. Aunque Sekari abrió los ojos, aún sigue dormida y no se cuenta la presencia de la otra chica que está a su lado. Lo primero que ve son los enormes pechos de Kagome; se queda mirándolo por 5 segundos y después….

- ¿QUE HACES TU AQUÍ?

Después de su grito en su habitación, las dos fueron al comedor comiendo cada una su tazón de ramen. Kagome recibió un golpe en su cabeza por parte de Sekari por haber entrado a su habitación sin su permiso.

-Eso me dolio.

- tienes suerte de no haber hecho los meteoros de P***so en ti.

“mejor dicho de oso.” – pensó Kagome mientras come su ramen. – Pero Es tu culpa por dejar la puerta abierta.

- Cállate. Por tu culpa no tendré bonitos sueños por una semana.

- por cierto, ¿Qué estabas soñando? Por lo que oí estabas diciendo sobre “el rey de los caballeros” y “dar tu mana por él”, y lo decías muy feliz.

Sekari se pone nerviosa y ruborizada que no puede continuar comiendo. No puede creer que estaba hablando sobre su “sueño” mientras dormía. Kagome no quita su mirada de curiosidad y eso la pone más nerviosa hasta que Kagome tuvo una idea.

- No me digas que estabas soñando que eras un caballero sirviendo al Rey Arturo. Nunca imaginé que admirabas tanto al rey de los caballeros.

- Eh…. Si… así es…

Es probable que Kagome haya leído/ visto historias relacionada con la leyenda del rey Arturo. Sin embargo, no sabe nada sobre el “Rey” al que Sekari está refiriendo.

- ¡Y entonces! ¡Y entonces! - ahora se entusiasma. - ¿Qué se trató tu sueño?

- !! - esa pregunta la estremeció tanto que empieza a sudar frio, al igual ruborizarse mucho que antes. No puede contestar porque se trata de un sueño demasiado comprometedor. – B-Bueno… este… yo… - tan solo ver el rostro de Kagome toda entusiasmada, Sekari no le sale una buena excusa creíble en su mente hasta que recordó algo y se levantó de la silla.

- ¡Vaya! ¡Qué hora es! ¡Se me hace Tarde! – rápidamente se va del comedor para ir inmediatamente a su habitación. Kagome se quedó estupefacta de su extraña reacción, pero está inconforme porque no le contó sobre su sueño.

Varios minutos después, Sekari sale de su habitación ahora puesto con su ropa casual: un pantalón de color azul índigo, una playera roja que parece un poco ajustado, un bolso cruzado de color gris. Rápido se da cuenta de que ella va salir afuera y le pregunta:

- ¿A dónde vas?

- Tengo un asunto que entender. – le responde con su tono seco e indiferente.

- Entonces, yo también voy.

- ¡Por supuesto que no! – ahora dice con mucha seriedad. – eso es algo que no te incumbe. Además... no tienes ropa para salir, en primer lugar.

Sabe que es una excusa pobre para no ir con ella, además tiene el vestido que tenía ayer. Además de eso, Kagome quiere decir algo importante.

- Pero… Se-Chan…

- ¡Pero nada! – La interrumpió. – puedes ver la televisión sin ningún problema.

- Pero…

Se va a la entrada sin poder escuchar lo que Kagome quiere decir. Pone sus tenis para salir, abre la puerta de la entrada, pero antes de salir, Sekari le dice a Kagome:

- Por ningún motivo, no abras la puerta con ningún desconocido. ¿entendiste?

- Si. Pero…

- nos vemos. – cerró la puerta de la entrada sin escuchar nuevamente, dejando sola Kagome y sin saber lo que quería decir.

- Se-Chan… apenas son las 7:50 a.m. – ese era lo que quería decir, es demasiado raro que salga temprano en domingo, cuando no hay clases. Siente que lo hace para evadir a sus preguntas, pero no entiende porque se comporta tan distante con ella, eso es la entristece. Se supone que Kagome es su amiga y debería contar para así ayudarla; sin embargo, parece que no quiere por un extraño motivo. Todo el entusiasmo que llevaba hace un momento se vino abajo que ya no tiene los ánimos para hacer el día de hoy, excepto ver la televisión, tal como le ordenó y que no hay otra cosa más que hacer.

Son las 11:55 de la mañana y apenas terminó un programa de concursos. Todavía Sekari no ha regresado de su asunto, se pregunta que estará haciendo. Kagome ya está comenzando a desesperarse por el aburrimiento; fue a la habitación de Sekari, pero la puerta está cerrada como era esperarse. Así que regresó al suyo para recoger a su oso para hacerle compañía hasta que llegue ella.

- Dime Rulu… - preguntando al oso. - ¿Qué es lo que debo hacer? A este paso, Se-Chan va… - Desde hace unas horas estuvo llena de positivismo, pero ahora ya no está tan segura. Tiene miedo que Sekari se vaya tan lejos y que pueda hacer alguna locura en un futuro. Piensa que, si tuviese las fuerzas suficientes para hablar con ella, ya estaría a su lado.

En ese instante, escucha un extraño ruido como si se tratara de un timbre que logró asustarla y escondiéndose en el mueble, abraza su oso con toda su fuerza.

- ¿Hola? ¿Hay alguien por aquí? – Es la voz de una chica que está el otro lado de la puerta. Kagome logró reconocer la voz de esa chica.

- ¿Kaori-Chan? – fue a la entrada y echa un vistazo en el visor de la puerta para comprobar. Si, se trata de Kaori. - ¡Kaori-Chan!

- ¿Kagome-Chan?

Al escuchar la voz de Kaori, nuevamente regresó sus ánimos. Desde que se fue Sekari, todo ha sido tan aburrido y poco deprimente. Pero ahora que está la chica que apenas conoció ayer, no podría estar mas feliz.

- Oye, ¿podrías abrir la puerta?

- ¿eh? – acaba de recordar lo que dijo de Sekari antes de irse, que no abriera la puerta con ningún desconocido. – Se-Chan, dijo que no abriera la puerta a los desconocidos.

- ¿Cómo? – a pesar que vino para visitarla junto con los demás, aun sigue echándolos. Eso hierve su sangre y que le da ganas en golpearla en la cara una vez que la vea. Pero toma un gran respiro para tranquilizarse y dice. – Pero yo ya no soy una desconocida, somos amigas.

- ….. – Kaori tiene razón, acaba de conocerla y por lo que ella vio, es una persona agradable al igual que los dos. Puede que este desbebiéndola, pero esa chica ya no es desconocida, es una amiga. – Esta bien. - Quitó la cadena, el seguro de la perilla y abrió la puerta; viendo su amiga, da una linda sonrisa y dice: - Buenos días, Kaori-Chan

- Mejor dicho, buenas tardes. Ya es mediodía.

- he he perdón. – aunque este apenada, pero se alegra de ver a Kaori. - ¿A que has venido?

- Ya te lo dije antes. Que vendría visitarte a revisar si esta degenerada no te ha hecho nada indecoroso.

- ¿Degenerada? – no sabe el significado de esa palabra, mucho menos que se está refiriendo a Sekari.

- olvídalo. Además... – le demuestra unos recipientes de plástico. – Tate me pidió que les llevara algo para comer. Ya que lo único que hay es puros ramen instantáneos. -

- Ya veo.

Después de conocer la vida de Sekari, Tate se preocupó mucho por su forma de vivir. El comer ramen instantáneo no es bueno para su salud y la de Kagome. así que pidió a Kaori que le enviara comida hecho por el mismo hacia su casa.

Kagome la dejó entrar a la casa, le da la sensación que está todo muy silencioso, excepto el ruido de la televisión.

- ¿Dónde está ella? – preguntó Kaori.

- Bueno ella… - le dio pena en contestar. – ella salió hace un rato y aún no ha vuelto.

- ¿Cómo dices? – exaltó - ¿Se fue y sin decir nada?

- he he… - temía que reaccionara de esa forma, que es casi idéntico al de Sekari.

- Maldita osa... – cierra su puño derecho con toda su fuerza. – No solo es degenerada… sino que también es una maldita irresponsable… como se atreve abandonar a una hermana tan linda e inocente…

- ¿hola? – la llamó porque estaba hablando sola y eso la asusta. - ¿Estas bien?

- ¿eh? - Se da cuenta que la está asustando y le dice toda avergonzada. – Lo siento mucho. Pero en serio, tu hermano es algo pesado y no puedo soportar que te trate así.

- eh… entiendo. Pero, es Hermana y no hermano.

- Me da igual. – cuando nuevamente ve el rostro de Kagome que todavía está triste por la ausencia de esa chica que tan solo nombrar su nombre, le hierve la sangre. Pero luego, se le ocurrió una idea. – Oye, ¿tienes planes para hoy?

- ¿planes? – no entendió lo que dijo por unos segundos y luego responde. – no, creo que no. ¿Por qué lo dices?

- Porque… - ahora demuestra con una sonrisa traviesa. - ¿No te gustaría salir de shopping conmigo?

- ¿Shopping, dices?

FIN DEL CAPITULO 4
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Lun Mar 21, 2016 5:18 pm
Presiento que Kagome se va a meter en problemas con esa salida, claro esta si acepta ir de shopping...Que estés bien...
Delfi22
Mensajes : 7788

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Jue Mar 24, 2016 12:38 am
CAPITULO 5: CIUDAR A UNA AMIGA IMAGINARIA ES MAS COMPLICADO QUE CIUDAR A UN PERRO, GATO, PERSONA O TAMAG***I.

Después de salir urgentemente de su casa; Sekari fue al lugar donde había acordado con esa persona por el teléfono

Llega a una tienda de café que no está lejos de su departamento, por suerte la tienda acaba de abrir y es la primera en entrar. A pesar de haber comido un tazón de ramen instantáneo, decidió comer algo dulce mientras espera esa persona. Ordenó un vaso de chocolate caliente y una dona de chocolate con nueces; puede que suba un poco de peso, pero no puede evitar de volver a sentir el sabor dulce de ese pan. Si puede culpar a alguien, entonces puede culpar a Tate por traer esos panes en aquel día.

Apenas son las 9:12 y ya terminó de comer su dona, pero aún es demasiado temprano. Ellos habían acordado que se reuniría en este lugar al mediodía; Le gustaría regresar al departamento, pero esa chica que está viviendo con ella la volvería a fastidiar. Sin embargo, todavía tiene su cara despreocupada; saca de su bolso su consola portátil con la batería cargada al 100%, con eso sería suficiente para esperar.

Mientras continúa jugando con su juego, viene más personas a la tienda sin darse cuenta, enfocándose completamente al juego como si estuviera poseída por algo. Cuando la consola le da la notificación que la betería está por terminar, guarda el juego y luego lo apaga.

- siempre estás muy concentrada con las novelas visuales, ¿no?

Es la voz de un muchacho que parece haber dirigido hacia ella, pero no se sorprende. Al parecer ya conoce esa voz y cuando alza su mirada hacia adelanta, ve a un chico que está sentado en la misma mesa y dando una sonrisa al mismo tiempo agitando su mano derecha.

- Hola.

- Hola, Nori. - le responde con su voz seco, como si no lo importara su llegada, pero parece que el chico no le sorprende.

- Sigues con esa actitud fría, como siempre. – le responde con tono burlona. – al igual que sigues jugando con las novelas visuales y simuladores de citas.

- No es tu incumbencia. – dice mientras toma su vaso de chocolate. – además, quien fue el responsable que entrara a esas manías locas.

- ….. – Esta vez ya no pudo responder porque lo que dijo Sekari es cierto y nuevamente le llegó el remordimiento en su mente.

Hirano Norimitsu, es un muchacho de 19 años que estudia en la faculta de Arquitectura. Se conocieron cuando Sekari tenía 7 años; en otras palabras, es la única persona que conoce la vida Sekari mejor que nadie. Él también es un Otaku y gracias a él, Sekari entró al mundo de anime y manga hasta que llegó a convertirse en una Otaku de rango A-.

Eso no es todo, cuando Sekari tenía los 14 años, el por accidente le dio el juego original de Fate de lugar de la versión de 15 años; y a partir de eso, ella comenzó a obsesionar esa serie (al igual que los otros de la franquicia y otras obras de los mismos creadores), la heroína principal de ese juego, los juegos eroges y los simuladores de citas.

- ¡¡No digas más!! – dijo todo angustiado y pone ambas manos en su cabeza como si estuviera atormentado. – Ok, ya entendí. Pero ya no digas más, aún no he superado de ese pecado. ¡Cómo voy a explicar a tu prima y a Izumi-San!! ¡¡Soy un fracaso como su hermano mayor!!

- Si… eres un fracaso.

Hace mucho tiempo él había jurado en la tumba de la madre adoptiva de Sekari, al igual que la prima que siempre la cuidaría como un buen hermano mayor. Sin embargo, no salió bien como él había pensado y una parte del cambio de Sekari se lo debe a su falta de responsabilidad y por eso se siente culpable.

- por cierto... – regresa su compostura y decide cambiar el tema. – ¿ya tienes el dinero que me debes?

Con mencionar con la palabra “dinero”, ella frunció su ceño por unos segundos y dice:

- Claro, tengo el dinero. Pero, tienes lo que te pedí.

El también frunce su ceño, diciendo. – por supuesto que los tengo.

Ellos se entregan mutuamente debajo de la mesa como si estuvieran intercambiando algo ilegal. Después de intercambiarse, Nori expresa un gesto de preocupación y diciendo: – deberías dejar eso, es malo para tu salud.

- Cállate. Es el único medio para tranquilizarme, ahora que una tormenta ha llegado sobre mi.

- ¿Te refieres a esa chica que estaba en la librería?

Sin pensar le arrojó café caliente de una mesara que iba de paso en la cara. Comenzó a gritar de dolor intenso en su rostro.

- lo siento. Fue un reflejo. – aunque dijo toda calmada, pero en realidad está furiosa que le dio ganas de golpearlo con algo para que se callara.

- Veo…. Que despertaste tu lado sádico. – dijo agonizando mientras limpia su cara con un pañuelo que la mesera le entregó. Después de limpiar su cara, prosiguió.

- tal parece que esa chica te cambio en un abrir y cerrar de ojos. Porque anteriormente tu nunca has hecho tan sádico conmigo.

Esta vez no puede negar eso y su mirada cambio en otra dirección para no verlo directamente. Él estuvo en ese evento en aquel día, ya que él trabaja por medio tiempo en la librería y vio esa escena que hizo Sekari con ese chico al que estaba coqueteando con la misteriosa chica que la acompañaba.

Ahora que lo dijo, comenzó a recordar cuando fue la última vez que actuó tan impulsiva y violenta a la vez con alguien. Lo más probable es que nunca; siempre actuó de una forma fría y sin demostrar ninguna emoción, como si pareciera como la de un robot, al igual de ver víctima de los bullying de Sayaka sin defenderse desde la secundaria. Pero ahora, está expresando alguna parte de sus emociones y al mismo tiempo su agresividad hacia los demás. Y eso le da un poco de pena que no sabe cómo responder.

- Vaya, esa chica tiene muchas sorpresas. – dijo Nori sorprendido. – Esa chica te hizo algo para que te cambiaras. ¿Me podrías decir quien es ella?

Sabía que iba a preguntar eso como todos los demás. No se preocupaba por eso, sino porque ya casi se olvida por completo la misma excusa que dijo con las demás personas. Toma otro sorbo y le cuenta todo. Después de contarlo todo, parece que Nori no se ve muy sorprendido.

- ¿tu hermana adoptiva? Eso no lo sabía. – toma un sorbo de café y después dice. – pero... no recuerdo que Izumi-san haya adoptado otra chica aparte de ti.

Sekari se pone muy tensa que comienza a sudar frio – oh no. El no es ningún estúpido, ¿Qué hago? – pensó Sekari; sabía de antemano que Nori no es ingenuo como todos los demas, debido que él ya la conoce muy bien desde hace mucho tiempo; como todo un hermano mayor cuidando a su pequeña hermana en todo momento incluso si no comparte la misma sangre y estén separados.

Por otro lado, Nori sabe que lo que dijo ella es una completa mentira y quiere saber porque lo está haciendo. ¿Será por esa chica? ¿Tendrá alguna relación con ella por el cual lo está ocultando? Normalmente le cuenta cuando está incómoda o deprimida, pero esta vez es distinto.

- No sé por qué los estas ocultando, pero debes tener alguna razón para hacer. – dijo Nori tranquilamente. – Así que no te volveré a preguntar hasta que estés muy segura para contármelo todo.

- Uff.. gracias. – al fin se tranquilizó por el momento. En verdad tenía miedo de que lo descubriría, pero aun así no la creía sobre el misterio de esa chica que va más allá de la lógica.

-Pero…

-¿Pero?

- Pero preocupa mucho por esa muchacha. No sé qué clase de cuidado las vas a dar, se nota a simple vista que se ve como una niña.

- ¿Me estás diciendo que no soy capaz de cuidarla? – preguntó Sekari molesta por lo que dijo que no es capaz de cuidarla. – yo si puedo cuidarla bien.

- Escucha Sekari, cuidar de un ser humano es muy diferente que cuidar de un Tamag***i.

- ella no es un ser humano. -murmuró para que no lo escuchara y luego le contesta. – Es cierto que fue un descuido de mi parte de no cuidarlo bien y murió.

- Más bien lo mataste 5 veces.

- ¡¡ESE NO ES EL PUNTO, IDIOTA!! – Exaltó que se levantó de la silla y luego nuevamente se sienta con los brazos cruzados. – De todas formas, me las arreglaré para cuidarla. – su expresión cambia a uno más sombrío. – incluso si eso significa encadenarla.

- ¿Qué dijiste?

- No, no es nada. – toma su bolso preparándose para irse. – bueno ya tengo que irme. Apuesto que ella está preocupada.

Esas palabras que escuchó parecía que son sinceras y eso logra tranquilizarse un poco al muchacho. Puede que Sekari sea muy descuidada pero esta vez ve mucha determinación en ella por primera vez después de mucho tiempo de haberla conocido.

- Veo que has cambiado un poco. Me da mucha curiosidad por conocerla

- Cierra el pico.

- Y por cierto…

- ¿?

- Me preguntaba si algún día tu… y ella… ya sabes…

Sin pensar dos Le patea con toda su fuerza en la entrepierna justo cuando termina la oración. Esta vez el dolor es tan intenso que cuando le arrojó el café caliente en la cara.

- ¡¡¿ESTAS LOCO?!! ¡¡ -Exhaltó tanto que se levantó de la silla de golpe- ¿COMO TE ATREVES A DECIR TAL BARBARIDAD?!! ¡¡EL HECHO QUE JUEGUE EROGE NO QUIERE DECIR HAGA ESO CON ELLA!! ¡¡ADEMAS, ES DEMASIADO ESTUPIDA PARA ENTENDER ESE TIPO DE COSAS!! ¡¡¿Y QUE HAY DE TI?!! ¡¡TIENES 19 AÑOS Y AUN NO HAS USADO TU VE**A CON UNA MUJER!! ¡¡ERES LA VERGÜENZA DE TODOS LOS HOMBRES DE ESTE UNIVERSO!! ¡¡PEOR QUE HOSHI!!

No le importó en lo absoluto la gente que está escuchando sus gritos; las mujeres sienten desprecio porque está diciendo vulgaridades en un lugar público, por otro lado, los hombres sienten algún tipo de admiración por sus palabras y escuchan atentamente lo que está diciendo ahora.

-¡¡DEBERIAS SEGUIR EL EJEMPLO DE MAKOTO; TAL VEZ SEA UN HIJO DE PUTA, PERO SE CO**O CASI A TODAS LAS ESTUDIANTES DE LA ESCUELA!! ¡¡¿LO HAS ENTENDIDO, ANIMAL?!!

Después, toma un respiro muy profundo como nunca lo ha hecho en su vida y luego tomó su bolso.

- Me marcho. – sin atrever mirar al suelo donde se encuentra su amigo, se marcha de la tienda sin decir nada. Nori aún sigue en el suelo, agonizando de dolor de su entrepierna.

- ¿Te encuentras bien, señor? – preguntó la mesera.

- Déjalo. – de un cliente que esta su lago. – Dudo mucho que ese miserable virgen pueda recuperarse por lo menos 2 semanas.

- ...... – tanto dolor que no puso atención las burlas de ese hombre. Ahora se da cuenta de deber tener mucho cuidado de ella, por el bien de su vida y su virilidad.

Después de cruzar la calle, Sekari mira hacia al departamento que esta cada se está acercando. Sin embargo, no puede quitar la cabeza lo que dijo Nori de que algún día ellas.

- Que estupidez. – suspiró con toda tranquilidad. Ella misma asegura de su sexualidad y por nada en el mundo habrá algún tipo de interacción con Kagome. pero al recordar lo que sucedió en el baño, ella rasca su cabeza con desesperación. - ¡¡¿Por qué tengo que pensar en eso?!! – luego se tranquilizó. – creo que debí haber pedido 4 de lugar de dos.

Al llegar a su departamento 13-13, pero antes de abrir mira a su alrededor para ver si hay alguien que podría verla. Al parecer no hay nadie y eso le da algo de alivio; saca de su bolsillo una cajetilla de cigarro por la que Nori le compró para ella debido que ella no puede comprar y/fumar a ser menor de ella, ya que es el único medio que tranquilizarse de tanto estrés.

En ese instante recordó algo mientras estaba charlando con Nori en la tienda de café acerca de cuidar de Kagome. a pesar que es un ser inexistente, pero tiene la forma de un ser humano y que todo el mundo la puede ver como si fuera real. Tampoco no puede estar encerrada para siempre porque podría generar ciertos rumores y estaría en un problema aún más grande que no quiere ni imaginar.

Da un gran respiro y lo único que desea es irse a su habitación para poder fumar plácidamente. Saca su llave para abrir la puerta, pero….

!!! – se da cuenta que la puerta está abierta y hace pensar que alguien vino a su departamento y que esa chica lo abrió sin pensar. - ¡Maldita sea! – abrió la puerta de golpe y ve que no hay nadie adentro.

¡¿Dónde estás?! – gritó desesperadamente y salió a buscarla por todas partes, pero se encuentra por ningún lado. Ella no quiere pensar que alguien entró y la secuestró, pero no ve ningún signo de violencia por toda la casa. O tal vez esa persona logró convencerla por algo para que saliera, ya que esa chica es demasiada ingenua y cree cualquier estupidez. Pero, aun así, se echa a sí misma la culpa por ser irresponsable.

Pero encuentra una nota en la mesa en el comedor y una mala caligrafía diciendo: “Se-Chan, Fui con Kaori-Chan a un lugar llamado “Shopping”. No me tardaré, te lo prometo. P.D.: Tome algo de ropa de tu habitación gracias a la llave “mágica” de Kaori-Chan”

- ¿Qué hizo qué? - inmediatamente fue a su habitación como de rayo para ver como esta después de leer esa nota. Al llegar, ve que todo está desordenado; los cajones donde está su ropa están abiertos, sus figuras de sus personajes favoritos tirados al piso al igual que todos sus mangas, colecciones de novelas visuales para adultos, BD de sus animes favorito e incluso las fundas para sus almohadas que estaban escondidas dentro de su closet. Al ver toda esa atrocidad, es como ver una escena de un crimen de una serie policiaca, pero sin ningún rastro de sangre. Sekari se encuentra toda inmóvil y su mente está blanco por unos momentos hasta llegó una gran ira que llenó por todo su cuerpo y destrozó la nota con ambas manos.

¡¡MALDITA SEAAAAAAS!!

FIN DEL CAPITULO 5
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Jue Mar 24, 2016 1:06 pm
Jajajaja...pobre Se-Chan va a parar en el hospital de tanto coraje que hace...Lo siento por Kagome en buen lío se metió..
--Nos vemos y que estés bien..
Delfi22
Mensajes : 7788

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Sáb Mar 26, 2016 3:23 am
Kagome: ¡Se-Chan! ¡Se-Chan! ¡¡Que notición!!

Sekari: ¿Y ahora que te pasa? Te ves muy animada.

Kagome: Tenemos una noticia importante

Sekari: ¿Que? ¿Mas importante que la localización latinoamericana de FFXV? ¿mas importante que el estreno de la cuarta parte de JOJO? ¿Mas importante que el trailer del capitulo final de la saga Pico Esperanza (DR)? No puede haber algo mas importante que el oso monocromático. Al menos que sea el Heaven Feels...

Kagome: ¡por fin vamos a estrenar el capitulo 6! ¿No es genial? ¡Eso fue tan rápido!

pasa unos momentos de completo silencio y luego Sekari se retira.

Kagome: ¿que pasa?

Sekari: me hiciste desperdiciar 4 renglones por un capitulo que dudo mucho que JEFA lo publique, ya que sabes perfectamente que se distrae por cualquier pendejada que le viene en su mente.

Kagome: Pero... pero...

Sekari: ¡Pero nada! Si me disculpa, tengo que hacer teorías en mis FANDOM favoritos en las redes sociales. ¡nos vemos!

Se va a su habitación con todo y llave para que nadie la interrumpe. kagome se queja perpleja por unos instantes.

Kagome: de todas formas. el capitulo 6 será publicado muy pronto de lo que parece. Así estén muy atentos para la siguiente actualización, muchachos. ¡¡Nos vemos!!

CAPITULO 6: LOS LIBROS SON BUENOS, SIEMPRE Y CUANDO LLEVEN DIBUJOS.
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Dom Mar 27, 2016 12:47 am
CAPITULO 6: LOS LIBROS SON BUENOS, SIEMPRE Y CUANDO LLEVEN DIBUJOS

¿Qué es un shopping? Es la palabra que lleva en la mente de Kagome después de haber escuchado de la boca de Shinomori Kaori. Por un momento pensó que era algún lugar de Tokyo como Akibahara, Shinjuku, Shibuya, entre otros lugares. Kaori le explicó que el “Shopping” es una palabra en ingles que significa “ir de compras”, aunque la joven no sabe mucho el inglés y que tampoco sabía que los muchachos de hoy en día dicen algunas palabras dentro de las oraciones; eso es una de las cosas que debe aprender para poder adaptarse en este mundo.

Llega a un enorme edificio donde hay mucha gente que es difícil contarlos cuantos son en total. además, hay muchos locales de cualquier tipo: ropa, electrónico, animes, restaurantes de comida rápida y muchas otras cosas. Kagome no pudo contenerse lo asombrada que esta por ese lugar que tiene el deseo que ir a cada uno de los lugares de hay en ese edificio.

- ¿Qué haces ahí parada? – Kaori la llama.

- lo siento mucho. – dijo apenada. – pero no puedo dejar de asombrar. Están grande que parece todo un reino como todos los cuentos de hadas.

Con tan solo notar por sus palabras, se da cuenta que esa chica nunca ha ido a un mall en toda su vida y eso la preocupa mucho.

- Es tu primera vez que vienes a un mall, ¿verdad?

- ¿Mall? ¿Te refieres a un centro comercial? – otra palabra que no conoce en su cabeza que nuevamente se apena y suelta una risa floja. – perdón, solo que… hay algunas cosas que no logro entender. Hehehe..

- oye, ¿En qué parte del mundo fuiste? – en verdad no sabe nada, pero decidió cambiar el tema. – Bueno, lo primero que vamos hacer es conseguir mucha ropa.

- ¡si! – ahora se entusiasma – ya me muero de tener mi propia ropa y no usar la ropa de Se-Chan que me aprieta mucho.

Cuando mira detalladamente el cuerpo de Kagome, se ve que le aprieta mucho por su pecho y apenas logró ajustarse un poco los pantalones. No puede contener su expresión de envidia por ella.

- “maldita sea…”- pensó kaori. – “me cuesta creer que esta chica tenga un mejor cuerpo que cualquier otra mujer que he visto, es como si fuera una chica perfecta salido un juego de galge. Sus pechos son tan grandes y perfectos, comparando con los míos que son pequeños…. ¡¡uyyyy!! Ahora entiendo porque tanta frustración de esa osa. Sino yo no fuera su amiga, le partiría la cara ahora mismo.”

- ¿Kaori-Chan?

- No es nada. Es mejor que vayamos a comprar tu ropa.

- ¡¡Si!! ¡¡Si!! – dice con mucho entusiasmo.

- Vaya, vaya. Actúas como toda una niña – dijo Kaori mientras ve a Kagome muy contenta. Ver así hace que todo su estrés se desvanece, es una de las cosas que le agrada de esa niña.

- Pero aun así sigo sorprendida

- ¿De qué?

- De que pudieras abrir la puerta de la habitación de Se-Chan tan sencillo.

- Hahahaha. – soló una risa floja como si estuviera nerviosa. - ¿Verdad que sí? ¡Soy toda una maestra!

Antes de salir del departamento, Kagome no tenía ropa aparte del vestido que usó el otro día. Era demasiado raro de que no tenía nada de ropa después de regresar del extranjero. Kagome no dijo nada sobre eso y hace suponer que lo perdió o alguien robó su equipaje. Así que se le ocurrió la idea de ir a la habitación de Sekari para tomar alguna ropa; sin embargo, le dijo que Sekari cerro su puerta con llave, pero Kaori comenzó a reír mucho diciendo que no es ningún problema para ella y sacó una ganzúa de su bolsillo y la puerta se abrió.

No se atreve a decir sobre la ganzúa, pero al ver a esa niña ilusionada se pone aún más nerviosa que antes y voltea su cabeza en otra dirección para no verla directamente. De repente, algo le llamó tanto la atención en esa dirección.

- ¿Sucedió algo? – preguntó kagome.

- Acaso no es…. – en esa dirección que puso sus ojos es una librería que la mayoría vende novelas extranjeras y en ese lugar está una persona que Kaori la reconoció enseguida. - ¿Orimoto?

- ¿Orimoto?

- Es una compañera de clases, Orimoto Minako. Es muy raro verla por estos alrededores.

- entonces, ¿una amiga?

- ¿amiga? Mmmm…. No precisamente. Es casi similar a Sekari, solo que es demasiada callada.

- ¿Cómo Se-Chan? – echa una mirada para ver esa chica. Cuando la ve, le da una cierta sensación a la Sekari que conoce ahora, ocasionando una gran curiosidad de conocerla que sale corriendo hacia la librería.

- ¡Oye, Espera! - la llamó con su voz alta pero no le hizo caso y no tuvo opción en seguirla donde se encuentra Minako.

En la librería, la chica más callada y que le encanta mucho los libros de thriller, Orimoto Minako, está echando un vistazo una novela que le llamó un poco la atención para ver si valdrá la pena en comprarlo. En ese instante, siente la sensación de que alguien la está observando y cuando alzó su mirada hacia el lado derecho, aparece una chica que la está observando.

- Hola. Mi nombre es Kagome, mucho gusto. – dijo de una forma amigable, sin tener algún miedo ante una persona que es desconocida para ella.

- “¿Quién es ese insecto? “– pensó Minako estupefacta de que aparezca una chica de la nada.

- ¡¡Orimoto!!

- “Esa voz…” – ve que aparece una chica detrás de la otra y es Kaori Orimoto.

- Hola.

- “Ya arruinó mi domingo” – pensó disgustadamente porque quería pasar su domingo sola y tranquilamente y ahora que encontró con su compañera de clases, le incomoda mucho.

- ¿Estas bien? Preguntó Kagome a Orimoto.

- déjala – dijo Kaori.- Orimoto nunca habla con alguien, ni siquiera durante las clases cuando el profesor le pregunta.

- ¿De verdad? ….. – aun así no le quita la curiosidad de conocerla. A simple vista le da la sensación que le gusta mucho los libros y se le ocurrió la idea. - ¿Sabes? A mí también me gusta los libros.

- Más bien, te gusta mucho los mangas. – dice Kaori porque después de haber entrado a la habitación, Kagome tomó todos los mangas de Na**to y los guardó en su habitación para leerlo después.

Mira un libro que le llamó la atención y lo toma para demostrar a la chica callada. – Creo que leeré este.

- ¡¡¿QUIERES LEER THE STAND?!! ¿ACASO QUIERES VIVR EN UN MUNDO APOCALIPTICO? – Reclamó Kaori por el libro que escogió Kagome.

Pasa unos momentos leerlo, pero se siente algo incómoda y no comprende algunas palabras que decidió cerrarlo. – Este libro no tienen dibujos

- ¿Cómo no? Ese es una novela y no un cuento infantil.

Ya que no pudo entender ese libro, nuevamente busca un libro por la que si pueda entenderla. - ¡leeré este!

- ¿LAS 50 SOMBRAS? ¡NUNCA ME IMAGINÉ QUE TUVIERAS ESOS GUSTO!

Unos segundos después, cierra el libro. – que aburrido.

- ¡¡PERO NI SIQUIERA HAS LEIDO EL PRIMER PÁRRAFO!!
buscó todos los libros que está a su alrededor, pero ninguno le entendió y otro le aburrió bastante, hasta que por fin encontró algo que puso muy contenta. – No cabe duda que este es mi libro ideal.

- ¡¡ESA ES UNA J*MP!! ¡¡AL MENOS HUBIERAS ESCOOGIDO UNA REVISTA SHOJO!! ¿Y DONDE LO OBTUVISTE? – después hacer tantos remates, tomó gran respiro para recuperar su compostura. – es inútil, esa chica no está interesada en nadie para hacerla hablar, al menos que sea un alienígena o zombie

- Si… - pensó que podría cambiar algo en esa chica – por lo mínimo un poco – pero se dio cuenta que es algo imposible, finalmente se dio por vencida y se va con Kaori con una cara hacia abajo, derrotada.

-Oigan…-

Una extraña voz que hizo que las dos se detuvieran por completo.

-“¿De dónde proviene esa voz?”- así busca por los alrededores y voy hay nadie, excepto lo que están detrás ellas. Al voltearse, tampoco noy hay nadie, solo está Minako que las están observando. – “¿Nos está viendo?” – Kaori se queda sorprendida que le cuesta mucho creer.

- ¿Qué es lo que quieren? – habló la chica de los anteojos que tiene la cara de pocos amigos.

- ¡¡HABLÓ!! – exaltó Kaori al escuchar por primera vez las palabras de su compañera de clases.

Kagome se quedó contenta cuando escuchó esas palabras que no pudo contenerse en ir nuevamente hacia ella y cuando llega, toda esa emoción que no pudo pensar adecuadamente para contestarla. – lo siento, pero estoy muy contenta.

- ….. – con tan solo por mirar, se da cuenta que esa chica es algo estúpida, ignorante e infantil, y esos son los tipos de personas que no toleran. Al llegar kaori, Minako alzo su mirada hacia ella. - ¿Quién es ella, Shinomoto?

- “en serio está hablando” – aun no quita lo sorprendida que esta. – ella es la hermana adoptiva de Sekari que acaba de llegar del extranjero.

- ¿Takuya? – mira finamente en esa chica y siente un cierto parentesco a su compañera de clases, excepto su falta de inteligencia – Es cierto, se parece un poco a ella.

- ¿? – no entendió lo que está diciendo la chica que la está viendo que decidió ignorarlo. – déjame presentarme de nuevo. Mi nombre es Kagome, soy la hermana adoptiva de Se-Chan, Takuya Sekari… algo así. Mucho gusto. ¿Y tú?

La verdad no quiere decir su nombre a una ignorante desconocida, pero como esta toda alegre que no puede rechazarlo. – Mi nombre es Orimoto Minako y estoy la misma escuela que tu Hermana Takuya. ¿Y pueden irse?

“ ¡que grosera!” – le da mucho coraje que así expresa su compañera de clases, es casi similar con Sekari.

- ¿Qué haces por estos alrededores? – preguntó Kagome

- nada en especial. ¿Por qué lo preguntas?

- bueno… yo… - quiere decir algo, pero le da mucha pena en decírselo directamente, es como si esta con Sekari. – si no molestaría… en acompañarnos a ir de chopping…

-¿Qué dices? – reaccionó kaori.

- “Es shopping, tonta” - se molestó Minako.

– No, no, no, no. No quiero que ella nos acompañe.

- ¿Y por qué?

- Bueno… - no quiere decir que siempre ha detestado a Minako desde el primer dia de clases, y ahora que habló de una forma grosera y la detesta aún más. – porque probamente no esté interesada en esas cosas. ¿Por qué tanto interés en Orimoto?

- Es porque sería mucho más divertido ir de chopping si está acompañado con más amigos.

En ese instante, algo reaccionó en Minako cuando dijo esas palabras. – “¿Habla en serio?” – está confusa sobre esa extraña chica que está enfrente de ella. Aunque apena la conoce y con mucha facilidad se da cuenta que es alguien de poca inteligencia, su ingenuidad es un desastre que puede engañarla con mucha facilidad; y su ignorancia es mucho peor, ya que no puede ver la horrible realidad que hay en este mundo. Pero esas palabras que dijo, hizo que comenzara a inquietarse.

- Eres una chica muy rara, Kagome-Chan. – Kaori está tratando en reaccionar

- Pero…

- Esta bien.

- ¿? - ¿Qué fue eso? ¿Fue la voz de Minako? ¿Dijo que quiere acompañarlas? Eso debe ser una mentira muy cruel, para comprobar que es mentira, las dos miran a Minako.

- ¿Qué fue lo que dijiste? – preguntó Kaori.

- dije que está bien. Iré con ustedes a comprar ¿no?

Increíble, Minako aceptó la invitación de Kagome. eso es lo más raro que ha visto para Kaori. Sin embargo, Kagome está más alegre que antes ahora que Minako aceptó acompañarlas y rápidamente tomó sus manos que por extraña razón Minako reaccionó al sentir las manos de esa chica.

- Esperemos que seamos muy buena amigas. ¿si?

- ….
¿Quién es realmente Kagome? es lo que está pensando Kaori. Desde que apareció ha cambiado drásticamente la vida de todos: primero Sekari, anteriormente era una chica fría y solitaria, no le gusta la compañía de los demás y nunca se defiende ante los abusos de Sayaka y los demás; pero ahora sea muy demasiado escandalosa y muy violenta cuando estuvo en su departamento la primera vez. Y ahora Minako, no solo empezó a hablar, sino que también se haya convertido en una persona abierta, aunque sea un poquito. ¿Acaso tendrá algún poder especial que pueda cambiar los corazones de las personas? Eso es algo imposible, en especial en una época que se ha vuelto más nihilista, oscuro y lleno de odio entre las personas. Eso podría ser un misterio sin resolver.

Ahora que Minako se ha convertido en su nueva amiga, siente que este día será mucho más divertido de lo que esperaba.

- ¡¡VÁMONOS!!

FIN DEL CAPITULO 6
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Lun Mar 28, 2016 1:17 am
Y yo que quería ver en un agarre a Sekari y Kagome, pues ni modo tendré que esperar a que la JEFA suba pronto el siguiente capítulo....y que no se distraiga en otras cosas....
Que estés bien....
Delfi22
Mensajes : 7788

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Miér Mar 30, 2016 2:47 am
CAPITULO 7: ¿QUIEN DIJO QUE LOS JUEGOS DE PELEAS NO SON COSAS DE HOMBRES?

Después de tomar 45 minutos en volver ordenar la habitación después de haber sido cateado ilegalmente con por su compañera de clase que usó una clase de objeto que usa los ladrones para abrirlo. Eso ya no es importante, ahora lo más importante es encontrar a Kagome que está las garras de esa rata gótica porque podría ser influenciada por sus malos hábitos o de la gente a su alrededor. O peor; que podría pagar las cosas que haya comprado Kagome, eso es lo que más le aterra.

Salió del departamento a toda prisa en busca de su amiga imaginaria; lo único que sabe que se ha ido a un mall con esa mujer, pero el problema es en donde estará ese mall. Pero tiene la intuición que probablemente hayan ido al mall que ella conoce.

- “tengo que darme prisa. Mi vida financiera está en juego.” – pensó Sekari mientras corre desesperadamente. Sin embargo, se topó con un montón de gente esperando que el semáforo cambie a verde. - ¡Mierda! – dijo con voz alta sin importar hay gente que la esté escuchando, no puede esperar a que el semáforo cambie porque cualquier momento podría estar pasando con Kagome; por otro lado, la policía podría arrestarla por hacer algún disturbio, así que no hacer ese riesgo y decidió esperar.

Mientras espera, unos muchachos que está muy cerca de ella está hablando que hizo llamar la atención.

- Supiste las noticias. Atraparon a un zorro gigante en la prefectura de Chiba.

- ¿De verdad?

- Sí. Dicen que la criatura mide más de 2 metros y puede caminar en dos patas. Y lo más increíble es que esa cosa puede hablar como nosotros.

- ¡Eso es mentira!

- Es verdad. Déjame enseñarte en mi celular.

¿Un zorro enorme que habla? eso lo más raro ha escuchado para Sekari. Cree que esa información sea falsa solo para ganar un poco de popularidad como todas las falsas noticias que ha visto por las redes sociales. Ella creería más la existencia de los zombies, los terminators, los alienígenas o del 9 colas que la existencia de ese Zorro parlante.

Finalmente, el semáforo cambio de color a verde y de nuevo comenzó a correr desesperadamente hacia donde se encuentra Kagome.

Al llegar al Mall, Sekari toma un descanso después de correr tanto que casi ya no quedaba aire a sus pulmones. Se pregunta cuándo fue la primera vez que corrió como si fuera perseguida por alguien, lo único que le viene en su mente fue el día que fue atacada por esos sujetos.

Después de recuperar su aliento, comienza a pensar en donde podrá estar Kagome en estos momentos. Podría deducir que no lleva mucho tiempo de haber llegado al Mall con Kaori, así que podrá estar en algunos locales de ropa. Así que buscará en cada uno de esos lugares hasta encontrarla. Pero, al dar el primer paso hacia adelante, un hombre aparece volando de la nada que la asustó, al igual que las personas que están cerca.

- ¡Oye, tu! – aparece un hombre misterioso en el mismo lugar donde salió volando ese hombre.

Es un adolecente que mide 186 cm, es tan alto que cualquiera pensaría que es un jugador de básquetbol. Su cabello es alborotado y puntiagudo como fuera un tipo de escoba y su color de cabello es negro. No puede ver por completo su rostro porque trae puesto unas gafas de sol. Tanto su pantalón como su chaqueta son de color negro, a la excepción su camisa que es de color blanco; que cualquiera pensar que es un rebelde, pero aun así le gusta ese tipo de ropa.

- M-Maldito… - dijo el hombre en el suelo que se levanta poco a poco. – Ni creas que vas a salirte con la Tuy… - pero le patea tanto en el abdomen que sacó todo el aire y nuevamente al suelo.

- ¿Qué? ¿Qué dijiste? ¿No te escucho? – Dijo el rebelde burlándose de él, luego tomó ambas manos en la camisa del hombre, levantándolo muy alto. - ¡¡Escúchame, marica!! ¡Dile a tu gordo jefe que, si realmente quiere ajustar cuentas pendientes conmigo, que venga en persona y no un lameculos como tú!! - le tira al suelo como si fuera un muñeco de trapo. el hombre parece que está de mal humor.

El hombre nuevamente se levanta, pero no puede soportar más tiempo parado y alza su mirada hacia el con lleno de furia. – me las pagarás… - después de decir su advertencia, el hombre sale disparado del lugar como si realmente tuviera miedo de ese sujeto.

-Vaya, vaya. – dijo el hombre suspirando. – lo hombres de hoy en día se han vuelto unos maricas. Me pregunto si encontraré un verdadero hombre digno de pelear. - Ve en su mano derecha que tiene, una cartera que pertenecía ese hombre y lo sacó justo antes de tirarlo al suelo. lo abre y ve que tiene un poco de dinero. – bueno, al menos me desquitaré un poco. – antes de regresar a lo suyo, mira alguien que llamó mucho la atención. - ¡Oye tú!

- ¿eH? – reaccionó Sekari. - ¿Me hablas a mí?

- Sí, tu. Parece que lo viste todo.

- ¡Es obvio! – Dijo a la defensiva. - ¿Acaso es normal ver a dos hombres peleando en plena luz del día?

Al parecer, el misterioso hombre comienza a tener cierto interés por esa chica malhumorada que sonríe un poco. – ¿Sabes? Me agradas hecho.

- ¿eh? – se desconcertó un poco.

- ¿No te gustaría tener una pelea conmigo?

- ¿Cómo? – ahora se desconcertó mucho. - ¡Oye espera! ¿no ves que soy una mujer? ¡Soy una chica muy delicada!

- “¿Chica delicada?”- pensó el hombre, pero no cree lo que dijo sea cierto porque puede juzgarla a simple vista y no parece ser una chica delicada y también parece que lo está malinterpretando. – No me refería a eso. Sino a “eso” – le indica con su dedo índice lo está refiriendo.

Cuando lo ve ese lugar, Sekari se desconcierta aún más por ese lugar. - ¿UN ARCADE? - Exaltó.

-¡Así es! – respondió con mucha confianza. - ¡Vamos a comprobar quien es el más fuerte en un juego de pelas! Hahaha ¿Qué te parece?

La dejó sin palabras al saber que estaba hablando de un juego de peleas. En algún momento sintió una gran admiración después de pelear con ese sujeto. Parecía el estereotipo del chico rudo como su personaje favorito, la tercera parte de las extrañas aventuras de *o*o. pero, al saber que es un gamer, su admiración quedó deshecha como un vidrio roto. Se da una vuelta atrás y se despide.

- Adios.

- ¡¡Espera un momento!! – gritó para detenerla. - ¿Por qué no quieres pelear?

Se detiene cuando lo preguntó y se da la vuelta. - ¿no es obvio? No me gusta los videojuegos, en especial los de Arcade.

- ¿Qué dijiste? – se sintió ofendido cuando esa chica burla de los videojuegos. - ¡¡Los videojuegos es una necesidad en la vida!!

- ¡Si! ¡Si! ¡Si! – ahora lo ataca y comienza a acercarse con él. - Esa es la estúpida excusa de un patético gamer que pasa toda su vida encerrado en su casa, jugando videojuegos y desconectarse de la realidad.

- Te equivocas. Los videojuegos nos enseñan muchos valores de la vida y nos hacen mejores personas. Somos mucho más mejores que los Otakus que en realidad están desconectados de la realidad en su totalidad.

- ¿Qué? – también se sintió ofendida. Finalmente llega junto a él, cara a cara, que no dudaría en golpearlo enfrente de la gente. - ¿Tal parece que desprecias a los Otakus?

- ¿Oh? ¿Te dolió? Pues, lo siento. – lo dijo sarcásticamente. – pues no pude evitarlo. Detesto a los Otakus como tu detesta a los gamers. No solo eres Otaku, apuesto que te gusta mucho los juegos de simuladores de citas. ¿no?

- …..

- ¿Qué? ¿Eso es cierto? Si lo que dices sobres que los gamers se encierran en sus casas jugando videojuegos. Entonces a los que juegan a los simuladores de citas son aún peor. Se las pasan jugando para conquistar a muchas chicas porque en realidad son unos perdedores que jamás podrán conquistar una chica de verdad y seguirán estando solteros por todas sus miserables vidas.

- “Maldito…” – esta impactada de que ese hombre se dio cuenta de sus hábitos tan solo con la mirada.

- ¿Qué pasa? ¿No vas atacarme? – la está provocando intencionalmente. – si realmente quieres derrotarme. Entonces. ¡¡Pelemos!!

Nuevamente la está incitando para que juegue con él, pero ya no puede contenerse más de sus insultos. - ¡¡MUY BIEN!! ¡¡JUGUEMOS, IMBECIL!!

Entraron al local y fueron a un árcade de peleas que Sekari logra reconocerlo por el nombre del juego. El muchacho se percata que la chica está algo incómoda al estar en la máquina.

- ¿Qué pasa? ¿Ya te rendiste? – nuevamente la burla.

- ¡por supuesto que no! – no quiere decir porque hace mucho tiempo que no ha venido a jugar arcade que por eso siente intranquila con la máquina.

Los dos ponen sus monedas, seleccionando sus personajes. Sekari no se siente muy segura en que personaje elegirá, siente que es probable ya haya cambiado el sistema del juego. Así que eligió al personaje clásico que ella conoce, un hombre de traje de karate y una cinta roja puesta en la cabeza.

- ¿oh? Parece que ya has jugado antes. – se siente sorprendido, pero no puede evitar burlarse.

- Cállate. A pelear

Comenzó la pelea, el modo de jugar de ese muchacho es increíble que la está dando una buena paliza a su personaje, Sekari se dificulta mucho que mueve la palanca y oprimir sus botones a lo loco. Pero nada le resulta bien, hasta que finalmente fue derrotada.

- ¿Qué pasa? ¿Ya te disté por vencida? - Otra vez la burla.

Sekari se siente humillada por haber perdido contra ese chico, pero aun así no se mostrado su rostro de la derrota. Pone otra moneda a la máquina y elige el mismo personaje. – Esta vez te patearé el culo.

Su rostro cambio de burlón a uno serio y acepta nuevamente el desafío. Al empezar, juego hizo un giro drástico que jamás logró entenderlo; el personaje de Sekari está jugando de una forma diferente a lo que fue la primera vez. Hizo sus mejores movimientos, pero la habilidad de la chica es superable como si trata de una profesional. Se terminó el juego, y la victoria es de Sekari.

- Oye, dijiste antes que detesta los videojuegos, pero ¿Cómo obtuviste esa habilidad? Es imposible que una principiante se convertiría en una experta de noche a la mañana. Esta furioso porque es la primera vez que es derrotado por una chica en un juego.

- Quien sabe. – respondió su tono seco, pero a la vez burlona. Su primera derrota fue para entender el sistema del juego de la máquina y una vez que lo comprendido todo, lo derrotaría con el mismo modo.

Después de su derrota, el sujeto comienza a sentir algo que comienza a sonreír mucho. – Esto se pone muy interesante. Es la primera vez que me enfrento con alguien tan fuerte. Pero… - pone otra moneda en la máquina. - ¡Pero esto no se ha terminado!

- ¡Pues adelante!

Y así comenzó una gran batalla, pero de lugar de usar sus puños para golpearse entre ellos, usan sus puños en el mundo virtual. Es una pelea sangrienta, ningunos piensan ceder y continúan peleando hasta que no queden una moneda mas para continuar y declararía una derrota automática. Se detuvo un tiempo la pelea porque el muchacho fue al baño para hacer pis y luego continuaron con la pelea. Los dos siguen peleando con todas sus fuerzas, olvidando por completo lo que hay en sus alrededores y concentrado en su solo objetivo que es ganar.

La gente comienza a llamar su atención que sin pensar se reúnen para ver esa pelea. Están asombrados por los dos jugadores; han estado jugando por más de una hora y media y sin tener un descanso para ambos. En ese momento, la gente comienza a animarlos como si se tratase en un duelo de box y haciendo sus apuestas.

Ya está en el último Round, ambos ya están muy cansados que ya no pueden usar sus manos.

- ¿Aun tienes monedas? Porque yo ya no tengo más monedas.

- ¿en serio? Es una lástima. Porque yo tampoco tengo monedas.

- Entonces, esta es nuestra última pelea ¿no? Hehe

- Cierra el pico. Se nos acaba el tiempo.

Aunque están demasiados cansado, todavía mantiene su sonrisa descarados en sus rostros. Mientras continúan con la pelea, Sekari siente por alguna razón una gran conexión con él mientras están peleando. No, tal vez cuando lo vio por primera vez y hace pensar que lo conoció en alguna parte. Pero no es el momento para seguir pensando, ya le quedan menos de 30 segundos y su barra de vida está un poco más bajo que la él.

Quedan 9 segundos y los puntos del contrincante está a punto de acabarse, es una gran oportunidad para hacer el ataque final.

- ¡¡ES TU FINAL!! ¡¡MUERE!!

- ¿Se-Chan?

La voz hizo que se desconcentrara por completo, desvió su mirada al otro lado para esa persona quien la está llamando.

- Tu….

Sí, es Kagome, acompañada de Kaori y de Minako. Estaba atónita de que ella descubriera que está jugando al arcade. Sin embargo, escuchó otro sonido que provenía de la máquina, se había olvidado de la pelea y rápidamente regresa a su posición, pero ya es tarde. La pantalla dice “Game over” …

- No es cierto… - Dijo después de ver el letrero en la pantalla. No podría creer lo que está viendo. Perdió.

FIN DEL CAPITULO 7
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Miér Mar 30, 2016 8:39 pm
Jajajaja..otro punto negativo para Kagome...Ahora me pregunto..Quién es el misterioso chico?....
Bien jefaza a la espera del siguiente..Que estés bien...
Delfi22
Mensajes : 7788

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Sáb Abr 16, 2016 11:12 pm
Kagome: ¡Se-Chan! ¡Se-Chan!

Sekari: ¿Y ahora que quieres?

Kagome: Jamas me imaginé que decir palabras en ingles sería muy divertido.

Sekari: (confundida) ¿E n serio?

Kagome: al principio no entendí porque la mayoría decía tantas frases en ese idioma. Pero gracias que Minako-chan me compró un libro de aprendizaje de inglés, pude dominarlo.

Sekari: Y-Ya Veo…

Sekari: (pensando) espero que no sea donde está la profesora Ellen.

Sekari: ¿Y bien? ¿Cuál fue tu primera palabra en ingles?

Kagome: Bueno… es…

Su rostro cambia drásticamente, como si fuera unos de los dibujos de Araki Hiro****.

Kagome: ¡¡ZA WARUDO!!

Sekari se queda perpleja por unos momentos y da una vuelta atrás.

Sekari: Que te diviertas.

Kagome: ¿eh?

Después Kagome llamó a la casa de Kaori lo que pasó hace unos momentos.

Kagome: no entiendo porque Se-Chan se puso muy decepcionada.

Kaori: (pensando) ¿Es demasiado obvio? Te aburriste el libro que te dio Orimoto y luego compraste toda la compilación de JOJO. Vaya forma de aprender el inglés.
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Dom Abr 17, 2016 2:55 am
Especial No. 2 : Todo por una Waifu

*Este es un extra del capítulo 5 que es un fanservice para todos los lectores*

En la cafetería, Sekari vira que Nori esta algo inquieto, como si tratara en decirle algo y no se atreve por temor.

Sekari: ¿Sucedes algo?

Nori: si, hay algo que me inquieta mucho.

Sekari: ¿De qué se trata?

Nori: normalmente siempre te las pasas jugando en tu Smartphone por el juego FGO. Pero esta vez no.

Sekari: Es cierto. Desde que perdí mi Smartphone no pude continuar jugando, es una desgracia. Bueno, lo único bueno es que todos mis avances estan guardado en mi cuenta. De lo contrario, ya sería toda una tragedia.

Nori: pero, aun así, deberías dejar de jugarlo. Ya que gastas más de 10 000 yenes por mes en ese juego y solo para tener a tu querida waifu pero lo único que has obtenido son puras llaves negras… a este pasó gastarás toda la herencia que te dejó tu madre por un juego de Mier….

En ese instante, Sekari lanza tres cuchillos al mismo tiempo hacia el frente de Nori. La gente que están a su alrededor se quedaron aterrorizados por presenciar esta escena. Por suerte, los cuchillos no estaban bien afilados para atravesar hacia el cerebro, solo esta inconsciente.

Sekari: ¿Qué ibas a decir, imbécil? ¡Este juego es la vida! ¡Si es por mi personaje favorito, soy capaz de vender mi propia algo a satanás por tener a mi Rey!

* Su rango de Otaku es A-, pero su suerte es E-*
* De todas formas, su alma no vale nada. *

Sekari: ¡¡SI VUELVES A DECIR QUE ESTE JUEGO ES UNA MIERDA, ESTA VEZ TE CLAVARÉ CON LLAVES NEGRAS DE VERDAD!! ¿TE QUEDÓ CLARO?

*Claro que esta escena no es canónico, pero su obsesión por ese juego (aparte de su waifu) si lo es*

FIN
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Lun Mayo 30, 2016 1:34 am
CAPITULO 8: ADONDE TU VAYAS, YO IRÉ

Jamás imaginó que ir de Shopping fuese más divertido de lo que esperaba, en especial cuando está acompañada de dos amigas. Fueron a muchos lugares como tienda de ropa, perfumería, de accesorios para mujer, y entre muchas cosas más. Aún le falta muchas cosas que visitar, pero al escuchar los gruñidos de su estómago decidió ir a comer en uno de los restaurantes de comida rápida que se encuentra más adelante

Había tantas cosas deliciosas que no puede decidir cuál elegir: Hamburguesas, pollo frito, comida chica, italiana, francesa, mexicano y etc... Pero algo le llamó mucho la atención y fue directamente hacia el puesto de comida francesa por ese platillo; es una enorme tortilla de harina, pero son demasiados delgadas que puede romperse con mucha facilidad. Pero eso no es todo, ellos ponen muchas cosas según el gusto de sus clientes como chocolate, fresa o incluso cosas saladas. Cuando le preguntó a la cajera que son esas tortillas y ella respondió que son “crepas” y son muy deliciosas.

- “¡Ya Decidí!” – pensó Kagome entusiasmada. Pidió a Kaori que le comprara una crepa como un niño pidiendo a su mamá que le compre algo. Kaori le aceptó gustosamente y pidió una crepa con fresa para su amiga.

Después, ellas encontraron una mesa para poder comer cómodamente. Kaori pidió una ensalada cesar y Minako solamente pidió un bote agua e 500 ml mientras continúa leyendo su libro que compró en la librería.

-¡¡QUE RICÓ!!- no pudo contenerse la alegría tras probar el sabor de la crepa en su boca. – Jamás imaginé que esta crepa tuviera un sabor irresistible. Además, es muy suave y calientito.

- ¿E-en serio? - Kaori está un poco sorprendida por la reacción de su amiga, es como si nunca ha comido una crepa en toda su vida. Minako también está sorprendida mientras continúa leyendo y fingiendo que no está escuchando.

- pero, ¿Por qué no compraron crepas, también?

- lo siento mucho, pero soy alguien que cuida mucho su figura. – Se está presumiendo tanto que sin darse cuenta que la chica no entiende lo que está diciendo; Minako se dio cuenta muy rápido y solamente dio un suspiro.

- ¿En serio?

- ¡por supuesto que si! Las chicas como nosotras debemos cuidar nuestras figuras, si queremos tener un futuro estable.

A lo que está refiriendo Kaori es ser delgadas y atractivas para conseguir un novio guapo y con mucho dinero para vivir en una mansión para toda su vida, eso es lo que piensa Minako. Por otro lado, Kagome tampoco entendió lo que dijo, es como si estuviera hablando en otro idioma.

- Si tú lo dices... – prefirió seguir la corriente, aunque sigue algo confundida por ese tema mientras da otro mordisco a la crepa

- ¿Y ya pensaste? – preguntó Kaori.
- ¿eh?

- ¿En qué escuela te irás? – esta vez Kaori decidió cambiar el tema solo por curiosidad y saber la reacción que pondría a Kagome al hacer esa pregunta.

- Bueno… yo... – pensó por unos segundos y luego responde con mucho entusiasmo. - ¡¡Yo quiero ir a la misma escuela que Se-chan!!

Kaori escupió la ensalada que estaba masticando hacia el libro de Minako como bala. - ¿Qué? ¿Qué? ¿QUE? ¿Quieres estar con la osa sádica?

- “¿Osa? ¿Estará hablando de Takuya?” – pensó Minako mientras limpiaba su libro de los restos de ensalada que escupió Kaori mientras que continúa escuchando los reclamos de su compañera.

- ¿Por qué quieres ir a la misma escuela? ¿no es suficiente estando en la misma casa con ella? – aún sigue molesta por la forma que ella los trató el otro día y más por la forma que trata con Kagome.

- Pero, tengo que ir donde esta ella y conocer más y de Se-Chan. Estoy decidida en conocer más sobre Sekari para así ayudarla y estando en la casa no es lo suficiente. Es por eso que quiero ir a la escuela donde estudia y estar a su lado.

- pero, pero tienes que entender que no tienes que estas tan apegado con esa chica violenta. – está tratando desesperadamente en convencerla, pero no está funcionando.

- ¿Están hablando de Takuya? – finalmente Minako habló, pero de una forma desinteresada.

- Es cierto… tu no estabas en ese capítulo. Me gustaría contarlo todo, pero sería una pérdida de tiempo y de palabras para este capítulo. Así que… - saca su teléfono de su bolsillo y comienza a buscar en la página web; y cuando lo encontró se lo enseña a Minako: es el blog donde está todos los capítulos de Sekari no Sekai.

- “¿Qué es eso?” – no podría creer lo que está viendo. Eso es tan ilógico y bizarro que ha visto en su vida que apena está conteniendo su desagrado. Pero, aun así, empezó a leer los capítulos en la que no estaba.

Después leerlo, finalmente pudo entender porque el enojo de su compañera y también está de acuerdo con ella. – Entiendo, así fue las cosas. Pero dudo mucho que pueda asistir a la escuela, ya que Takuya no lo permitirá.

Eso es cierto. Takuya no solo es la que administra su casa gracias al dinero que le dejó su difunda madre, sino que automáticamente se convirtió en la Tutora de Kagome en el momento que ella llegó a esta ciudad. Eso hace que la alegría de Kagome que tenía hace unos momentos se convierta en una tristeza y deja de comer la crepa.

- Entonces…. ¿No iré? – en ese instante los ánimos que tenia se fueron en un abrir y cerrar de ojos que su miraba hacia la mesa.

Por un momento pensó que todo se ha resuelto, pero no es así. Cuando ve el rostro entristecido de Kagome, comienza incomodarse Kaori como si acaba de hacer algo muy malo con ella.

- “¿Es en serio?” – Aun no puede quitar la cara de sorprendida, ahora ve que Kagome está muy triste. No se le ocurre una idea en su mente para decir, así que decidió acercarse con Minako que se encontraba a su lado y ocultándose con ella detrás del libro.

- ¿Qué hago? Es la primera vez que la veo muy triste. – murmuró tanto para que kagome no la escuchara.

- “a mí no me metas en tus asuntos.” – pensó Minako irritada, pero continúa escuchándola.

- No quiero que la pobre sufra de lo que está ahora.
- …… - Aun no se siente muy segura después de haber leído el capítulo que no estuvo. Pero no ha escuchado la versión de Kagome. bajó el libro por unos momentos para preguntarla.

- oye

- ¿eh? – reaccionó tan rápido y alzó su mirada hacia Minako, quien la llamó.

- ¿Por qué tanta insistencia en estar con Takuya?

- Bueno… yo … - no pudo contenerse su nerviosismo cuando le hizo esa pregunta. No puede decir que ella es su amiga imaginaria porque nadie la creería y también se lo había prometido a Sekari. Unos segundos después de ordenar sus pensamientos, alzó su mirada hacia ellas y dijo: - Verás… no sé cómo explicárselo. Desde que llegué aquí, vi que toda ha cambiado mucho como si se tratara de un mundo distinto; pero no solo es aquí, también Se-Chan ha cambiado bastante. Se-Chan… ya cambiado bastante… ya no era lo que solía ser, es como si fuera otra persona. Y eso me entristece mucho que a veces pienso que fue por mi culpa por no haber estado a su lado. Es por eso que… quiero hacer lo posible para ayudarla, para volver a ser lo de antes.

Ambas están sorprendidas después de escuchar su respuesta. Lo que pudieron comprobar que esa chica es demasiado ingenua e inocente, pero también es alguien determinado pese a su apariencia tan infantil. Hay algo que quieren preguntar una cosa más, las dos se miraron y luego asintieron porque ya saben lo que va decir.

- quieres mucho a Takuya, ¿cierto?

- Si, la quiero. – respondió de una forma natural, sin ningún titubes.

- ….. – las dos no saben si están sorprendidas o decepcionada por esa respuesta. Pero por algún modo que sabía que Kagome sentía algo por Sekari. Pero….

- “Lo sabía.” – pensó Kaori con mucho disgusto porque Kagome está muy interesada en una chica violenta y sádica como Sekari, eso es algo que no quiere aceptarlo. Pero tampoco no quiere ver la cara triste de esa chica todo el tiempo. Tomo un suspiro y pone su mano en el hombro de su amiga. – no te preocupes, haré lo que pueda para que asistas a nuestra escuela así que no llores, por favor.
Sus ojos se abrieron por completo al igual el brillo de sus ojos después de lo que dijo su amiga. - ¿De verdad?

- ¡Por supuesto! – dijo con mucho orgullo. – tengo muchos contactos para hacerme ese favor.

- “solo espero que esos “contactos” no sea de lo que estoy pensando.” – pensó Minako de un modo aterrorizada.

Cuando estuve a punto de perder toda la esperanza y darse por vencida, pero ahora que su amiga va a ayudarla a cumplir con su deseo, el entusiasmo regresó una vez más y se lanzó para abrazarla.

- ¡Muchas gracias Kaori-Chan! ¡qué buena amiga eres!

- Eh… de nada hehe. – se siente algo apenada de que una chica la abrazara de ese modo, pero aun así está más tranquila y no como sintió hace unos momentos. – Pero recuerda, no le dirás a Sekari sobre ese plan ¿ok?

- ¡Si, señor! – dijo como un soldado respondiendo a su general y nuevamente vuelve a comer su crepa de fresa con más entusiasmo que antes. – Kaori-chan, ¿puedo comer otra crepa?

- Claro, por supuesto…. – asintió Kaori de forma atónita. – “Me preguntó que tendrá en su estómago”

Después de terminar con la segunda crepa, continuaron con su paseo por toda la tienda. Después de una hora, tanto Kagome como Kaori tiene sus manos llena de bolsas y le cuesta mucho trabajo en seguir cargando, mientras que Minako tiene una simple bolsa de su mano derecha porque su mano derecha sigue sosteniendo el libro. Pero mira el reloj que se encuentra en el centro comercial indicando las 16:30.

- ¡OH no! ¡Ya es muy tarde! – Exaltó sorprendida. – tengo que regresar cuanto antes.

- Tranquila, Kagome-Chan. – Kaori trata de calmarla. – Estoy segura que ya se dio cuenta que no estas y estas más furiosa que un oso recién levantado.

- Pero, pero…. Estoy segura que salió para buscarme enfurecida, no quiero imaginar en los coscorrones que me va a poner. – esta tan asustada que pone ambas manos en su cabeza como si acabara de recibir un golpe.

- por una parte, ella tiene razón. – Minako entró a la conversación. – después de todo, tu eres su responsabilidad. Es natural que ella está muy enfadada porque te fuiste sin su consentimiento.

- ….. – esa es la razón por la que se preocupa. Porque una vez que llegue al departamento, Sekari ya no estará porque se fue para buscarla por la toda la ciudad y los coscorrones que recibirá son más fuertes.

- ¿No crees que estas exagerando? – reclamó kaori desinteresada. – estamos hablando se Sekari; apuesto que ella está en su casa jugando videojuegos tranquilamente.

- lo dices como si ya la conocieras desde hace tiempo. – dijo Minako para sí misma sobre su compañera de clases que está siendo demasiada engreída.

- puede que tenga razón. Pero estoy más segura que Se-chan está muy preocupada por mí. – en ese instante, pone su mano derecho en su pecho. – lo sé, porque lo siento. Puede que ella sea una persona distinta, pero sé que en su interior sigue siendo la misma Se-Chan.

Definitivamente Kagome es una caja de sorpresa, en eso piensan las chicas. Las palabras que dice Kagome hizo abrir la curiosidad en conocer a la “Sekari” que tanto habla.

- Bueno, regresemos a tu casa. – finalmente se dio por vencida porque no quiere que su amiga sea regañada por la sádica compañera de clases. Por otro lado, hacer algunas cosas para que Kagome entre a la misma escuela que los demás.

Continuaron con su camino ahora de regreso a la casa de Kagome. pero de repente, vio una gran multitud de gente que la llamaron mucha la atención y se detuvieron.

- ¿Qué estará pasando? - preguntó Kagome.

Al ver el lugar donde está reunida tanta gente, parece que es un local de puros Arcades porque pude escuchar muchos sonidos de máquinas de videojuegos.

- No es nada especial. – dijo Minako toda decepcionada. – continuemos.

- ¡Es una pelea sorprendente!

- ¡Esto es mucho mejor que las peleas de box!

Unos muchachos están hablando sobre lo que está sucediendo en ese lugar, algo que le llamó mucho la atención Kagome y se paró.

- ¿Kagome? – llamó Kaori, pero no la está escuchando y parece que sigue escuchando los comentaros de los chicos.

- Esos dos no piensan en ceder porque esta vez es la partida número 43

- ¡¿43?! ¡¡Eso es mucho!!

- ¡Lo sé, pero su forma de pelear es mas allá que la de un profesional! ¡pero lo que más me sorprende, es que uno de los dos es una chica con cara de oso!

- ¿Cara de oso?

- “¿Oso?”- en ese momento su cuerpo se movió por su solo sin que lo ordenara, como si estuviera poseída por algo.

- ¡Oye, Kagome-Chan! - no podría creer lo que está pasando y las dos la siguen, pero debido a la cantidad de gente que la impiden, no pueden alcanzarla.
Mientras sigue avanzando sin ningún problema, el corazón de Kagome cada vez se late más fuerte y no sabe el por qué, pero cuando mencionaron la palabra de Oso, por una razón estará refiriéndose a “ella”. Por una parte, estaría feliz de que Sekari esté en el mall; pero, por otra parte, estaría molesta porque de lugar de buscarla, está jugando videojuegos despreocupada tal como dijo Kaori. Solo desea que esa chica no sea Sekari.

Finalmente sale de ese muro lleno de personas, lo único que puo ver es una muchacha, pero está de espaldas y no puede estar segura si es ella o no. Y lo único que puede hacer es.

- ¿Se-Chan? – al decir el nombre de su amiga, la muchacha perdió el conocimiento por completo y al mismo tiempo llega sus amigas todas cansadas.

- ¿Oye, que te pasa? ¿Por qué corriste de repente? – preguntó Kaori mientras recuperaba el aire

- Creo que ya sé el por qué. Mira. – Minako señala con su dedo índice derecho para indicar a su compañera. Cuando alza su mirada hacia el lugar donde la indica, su expresión cambio a disgusto al ver esa chica que está enfrente de ellas, porque esa chica es nada ni nada menos que la misma Sekari.

FIN EL CAPITULO 8
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por andry_89 el Lun Mayo 30, 2016 11:27 am
me da curiosidad y por los comentarios esta buena!!
andry_89
Mensajes : 30

Fecha de inscripción : 26/11/2014

Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Lun Mayo 30, 2016 2:17 pm
Pobre Kagome!!!...sale de casa sin avisar, provoca que Se-chan pierda y ahora si que le van a llover los coscorrones...
Y ahora solo queda esperar para ver la reacción de Se-chan..

A la espera del siguiente...
Que estés bien..
Delfi22
Mensajes : 7788

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Dom Jun 05, 2016 9:32 pm
CAPITULO 9: QUE EMPIECE LA AVENTURA

Esto es malo, muy malo; es lo que pensó Sekari al encontrar con la chica con la que estuvo buscando desesperadamente. Se quedó toda paralizada y no podía hablar por la vergüenza que está presenciando. De repente, escucha un sonido que proviene detrás de Sekari.

- ¡¡Mierda!! – se había olvidado por completo el juego y se voltea para ver, pero ya es demasiado tarde. La pantalla dice “game over”

- No es cierto… - Dijo después de ver el letrero en la pantalla. No podría creer lo que está viendo. Perdió. - ¡¡Mierda! – Da un golpe a la maquina con mucho coraje. – Estuve… apunto de ganar…

- “¿Es lo único que puedes decir después que te encontramos?” – pensó Kaori irritada e intenta en controlarse porque tiene el deseo que estrangularla.

En ese momento aparece un niño que tiene 7 años que se acerca lentamente hacia Sekari y cuando llega dice tímidamente: - Señor oso….

- ….. – le da mucha rabia que le llamen oso, pero esta no está de humor para desquitarse y decide escuchar lo que dice el niño.

- el señor de pelos de escoba me pidió que te entregara esto. – le da una pequeña nota blanca y luego se marcha con mucho miedo como huyera de un perro rabioso. No le dio mucha importancia que el niño huyera despavorido y después lee la nota que recibió, diciendo: “Estuviste genial. Sin embargo, debido a nuestras circunstancias debemos posponer nuestra pelea en otro momento. ATTE: Yami.”

- ... en otro momento… - murmuró Sekari deprimida. Ahora sabe que ese muchacho se llama Yami, pero el único problema es que no sabe en qué lugar vive para volver a enfrentarlo. Y así, el orgullo de Takuya Sekari se hizo añicos en el momento que perdió su última partida. Se dio la vuelta y camina lentamente como un zombie.

- ¿Se-Chan? – Kagome la llamó, pero fue ignorada. Seguía caminando poco a poco y cuando llega hacia donde está Kagome; se detiene por unos momentos, da un gran suspiro y se marcha nuevamente. Kagome no sabe por qué está muy deprimida y por qué no le dirigió una sola palabra después de encontrarse, eso la preocupa. Pero ese instante, Sekari regresa, pero de espaldas hasta llegar con Kagome y le da un golpe en la cabeza.

- Nos vemos en la casa, ¿ok? – luego se marcha de nuevo.

- ¿Qué rayos fue eso? – preguntó kaori estupefacta después de haber presenciado ese evento tan embarazoso. Pero, por otro lado, Kagome se sintió aliviada porque Sekari está un poquito mejor que se olvidó el dolor que recibió.

Él está apunto de ocultar, Kaori pidió un taxi para llevar al departamento con todas las cosas compradas. Kagome nuevamente está asombrada porque es la primera vez que sube a un medio de transporte y mira por la ventana los lugares que está viendo – sin duda como una niña y poniendo sus manos sobre la ventana – y mientras que Kaori se sintió un poco incómoda viendo a su amiga así y Minako continua con su lectura sin mucha importancia.

- ¿Te divertiste? – preguntó Kaori.

- ¡Si! ¡Me divertí muchísimo! – respondió alegremente. - ¡Esperemos que vayamos otra vez de Shopping! ¡O Quizás a otro lugar! ¡Hay tantos lugares que me gustaría visitar!

- Tranquila, tranquila. Tenemos todo el tiempo, pero antes tenemos que ir a la escuela, lo cual es lo importante para cualquier muchacho de nuestra edad.

- ¡Es cierto, Se me olvidó! – le da un pequeño golpe a su cabeza a sí misma. – hehe Yo también estoy ansiosa de ir también a la escuela, más que nada. ¡Pero! ¡Pero! ¿Cómo harás para que entre? – preguntó con más curiosidad.

- Ya te lo dije, tengo algunos contactos para hacer ese favor. – dijo con mucho orgullo otra vez, no puede evitar de presumir cuando alguien la halague. Por otro lado, Minako sigue escuchando y no puede quitar el descontento hacia su compañera.

Llegaron al edificio, Minako está un poco asombrada debido que es la primera vez que viene al lugar donde vive Sekari y preguntándose cuanto le costó por un departamento así de caro. Al llegar a su casa, Kagome abre la puerta y entran con todas las cosas que compró; parece que Sekari está en la casa porque está sus zapatos en la entrada, lo más seguro que está encerrada en su habitación.

- en verdad muchísimas gracias, chicas. Jamás olvidaré este día. Ustedes fueron muy buenas conmigo.

- la verdad, me divertí mucho. – dijo Kaori. - No recuerdo cuando fue la última vez que me divertí de verdad.

Sus palabras fueron sinceras, pensó Minako que a veces piensa en otra cosa acerca de ella.

- ¿tú también te divertiste? – esta vez preguntó a Minako.

- …… Si… algo así. - se sintió tan incómoda cuando le acercó tanto a ella que se oculta en su libro para no verla.

- ¡qué alivio! Bueno, nos vemos para…-

- ¡Shhhhh! – Kaori puso dedo índice sobre su labio para que callara porque Sekari está en su habitación y podría escuchar sobre “eso”.

-!!!– se tapó la boca con ambas manos. – es cierto. Lo siento.

- descuida. – habla con la voz baja. – mañana, cuando Sekari se vaya yo iré por ti para llevarte, ¿de acuerdo?

Agitó la cabeza para dar el “sí”. Sabe que está mal ocultar algo a Sekari, pero no hay otro remedio. Kagome realmente quiere ir a la escuela para estar a su lado y saber más sobre ella. Si no fuera por la gran ayuda de Kaori, estaría encerrada en el departamento para siempre. Es una alegría de tener una buena amiga como Kaori que pueda ayudarla, ella también la ayudará cuando llegue ese momento, después de todo así son los amigos.

- Bueno, Nos vemos.

- Nos vemos.

- Nos… vemos… - Se siente incómoda para Minako en decir esas palabras porque no es propio para ella, pero no quiere ser grosera con ella.

Después que se marcharon, Kagome cierra la puerta de la entrada y al mismo tiempo oye el sonido de una puerta abriéndose. Kagome se pone un poco de tensa y lentamente se da la vuelta, tal como esperaba, está Sekari enfrente de ella. Se siente toda asustada porque ya sabe porque está aquí y con esa expresión de seriedad.

- H-Hola….

- …. – no dijo nada, pero su mirada es demasiado penetrante que logra incomodarla aún más.

- ¡Lo lamentó! – Se inclinó bruscamente – Perdón por salir sin tu permiso, espero que me perdones. – aunque ya sabe que no la va a perdonar y está lista para recibir los coscorrones.

- olvídalo.

- ¿eh? - se levanta de repente y mira a Sekari. - ¿Qué fue lo que acabas de decir?

Suspiró levemente y dijo: - dije lo que olvidaras, ¿ok? Estoy muy ocupada con otros asuntos que estar molesta contigo. – aún sigue molesta por lo que sucedió en el mall, y otro que tiene que preparar para ir a la escuela mañana.

Kagome se quitó un gran peso encima y dio una sonrisa de alivio. Pero cuando mira otra vez a Sekari, parecía algo preocupada.

- ¿Sucede algo?

- si, hay algo que quiero preguntarte… - mira fijamente todas las cosas que ha comprado Kagome que parece que acaba de comprar todas las ropas del local y eso significa una gran cantidad de dinero. - ¿C-Cuando te costó todo eso? – le preguntó por las bolsas señalando con el dedo índice izquierdo.

- ¿Cuánto? – no entendió a lo que le preguntó, pero en ese instante- ¡Es cierto! -comienza a buscar en su bolso que acaba de comprar, saca un papelito blanco y se acerca para entregársela. – Kaori-Chan me pidió que te entregara esto.

Al tomar el papel, sus dedos comenzaron a temblar por el nerviosismo, temiendo lo que hay dentro de papel. Lo más probable que sean los gastos que compró Kagome porque la cantidad de las bosas es inmenso. Trata de calmarse, pero no puede evitar el sudor frio que está bajando sobre su rostro. Poco a poco lo abra y cuando lo ve….

- ¡AAAAHHHHHHHH!

Sus gritos fueron tan estruendo que asustaron a todos los inquilinos del edificio, e incluso lograron escuchar a lo que están afuera.

- Esos fueron los gritos de Takuya. – dijo Minako y mirando el lugar donde provenía el grito, no se sobresaltó porque ya esperaría esa reacción al ver la nota que contiene los gastos que compró en el mall – casi llega a los 100 000 yenes- a cualquiera le daría un infarto. Si no fuera por su madre difunda que trabajaba en la empresa de los videojuegos, ya estaría en la calle

Kaori intenta en no reírse, pero al escuchar los gritos de Sekari, es como música para sus oídos para ella.

Al llegar un nuevo día, empieza un nuevo día para la escuela. Para algunos estudiantes, es un día de mucho fastidio porque son mismas clases de siempre y para otros preparándose para el futuro que les depara y para otros para conversar con sus amigos.

Tocó la campana de la primera hora y el tutor de la clase 1-C aún no ha llegado, pero para los estudiantes no parece importarle. Todos están hablando con sus amigos y/o jugando con sus Smartphone. Excepto uno.

- ¿Te encuentras bien? – preguntó Tate a Sekari con un tono de preocupación.

Cuando llegó, tenía la cara e exhausta como si no hubiera dormido por toda la noche y al parecer no ha desayunado. Lo único que hizo es ir directamente a su escritorio y poner su cara en el sin decir una sola palabra.

Minako sabe que lo que sucedió, pero no le importó y continúa leyendo su libro como siempre.

- Estoy bien. – respondió forzosamente.

- ¿en serio?

- …..

- Déjalo Tate. – dijo Hashimaru. – es más obvio que está mal así porque tiene que ver con Kagome-Chan. – aunque siente un poco de envía porque Sekari está viviendo con una chica hermosa y angelical como Kagome. – lo que daría por pasar una noche entera con ella…

Sin pensar, Sekari le da un gran pisotón en el pie de Hashimaru que apenas pudo escuchar los crujidos de los huesos de su pie. El dolor es tan insoportable que gritó por todo el salón.

- ¿? No está Kaori-Chan. Es muy raro que llegue tarde. – dijo Tate viendo el escritorio donde se siente ella. Ahora si comienza a preocuparse mucho: Sekari de muy mal humor de lo regular, Kaori no ha llegado a la escuela y Hashimaru convirtiéndose en el saco de arena personal de Sekari. Se está convirtiendo en todo bizarro. Al escuchar la puerta abriéndose, aparece una chica con una voz familiar.

- ¡¡Hola muchachos!! – Es Kaori saludando a sus compañeros. Pero hay algo extraño en ella.

- Bueno días, Kaori. – dijo Tate un poco desconcertado. – Es muy raro verte un poco tarde.

- lo siento, chicos. – dijo cínicamente. – pero estuve un poco ocupada por unas cosas personales. – es extraño, Desde que llegó Kaori ha mantenido esa sonrisa descarado que cualquiera sospecharía de ella, como si hiciera algo muy malo. - ¡hola Sekari! ¿Cómo has estado? – pareciera como si estuviera burlándose de ella, pero Sekari la ignoró por completo.

- ¿Qué pasa? ¿sucedió algo bueno? – nuevamente preguntó Tate.

- Más bien, algo bueno está a punto de suceder.

No logró entender a lo que quiso decir su compañera. Sin embargo, escuchar otro sonido de la puerta.

- A sus lugares, engendros. – es el Tutor de la clase que está de mal humor como siempre. Su pelo es desordenado y un poco largo, tiene ojeras que parece que no ha dormido bien en toda su vida. Eso no es todo, su traje que no es lo apropiado para un profesor regular: Su saco blanco desabrochado, lo mismo que su corbata que está desajustada. Tiene una playera debajo del saco con un dibujo de un anime y es algo inusual alguien de su edad. A pesar que apesta a cigarros, pero trae en su boca un palillo de dientes por una alguna extraña razón. Es el profesor más infame de esta escuela que todos los alumnos lo llaman: Emo-Sensei. Y él le vale que lo llamen así.

Pero, aun así, todos los alumnos lo obedecen porque después de todo es su profesor. Regresaron a sus asientos mientras que el lee unos papeles.

- Muy bien. Antes de comenzar con la clase. El día de hoy vino un alumno que acaba de transferir a esta escuela (que ya es puro cliché) y espero que se lleven bien con ella o lo que sea.

Los estudiantes están curiosos por saber quién es el nuevo alumno que acaba de transferir.

- un nuevo alumno – dijo Tate que también está curioso.

- Solo espero que sea una hermosa chica. – Dijo Hashimaru agonizando por el pisotón que recibió hace unos momentos.

Sekari no parece interesada en saber quién es el nuevo alumno, su mirada estaba en otra parte y yéndose de la realidad. Cuando escucha la puerta abriéndose y aparece ese estudiante. Todos se quedaron sorprendidos – en especial a los hombres que se quedaron ruborizados -, quienes se sorprendieron más es Tate y Hashimaru.

- no lo puedo creer… ¿Kagome-Chan?

- !!! – rápidamente sus ojos se movieron hacia donde se encuentra el estudiante nuevo. “¡No lo puedo creer! ¡Esto debe ser un sueño” – pesó Sekari atónita al ver al nuevo estudiante!

- su nombre es Takuya Kagome – dijo el profesor despues de escribir su nombre.

- ¡Mucho gusto! ¡Soy Takuya Kagome! ¡Encantada de conocerlos!

FIN DEL CAPITULO 9
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Miér Jun 08, 2016 12:29 am
*maldito futbol*

Me pregunto..Cuando Sekari le dara unos coscorrones a Kaori?
Takuya Kagome me suena a problemas..jajajaja.
A la espera del siguiente...Que estés bien..
Delfi22
Mensajes : 7788

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Dom Sep 04, 2016 2:04 am
¡Quiero un nuevo celular!

Mientras las chicas están descansando en una fuente dentro del mall para recuperar las energías necesarias para cargar las cosas que han comprado para su nueva amiga. Kagome, no para de quitar sus ojos a la gente que están usando esa cosa que siempre están a la mano y nunca se despega de ellos como si estuvieran poseídos por esa cosa.

- ¿Qué pasa Kagome? – preguntó Kaori curiosa.

- Este … siempre he estado preguntando que son esas cosas que tienen la gente.

- Ah, ¿Te refieres a los Smartphone?

- ¿Smartphone?

- ¿no lo sabes? – está un poco sorprendida por lo que dijo.

- Son los teléfonos celulares que todos los usamos actualmente – interfirió Minako justo cuando Kaori iba a explicar, pero aun así se sintió aliviada de que ella le explica sobre los celulares modernos en su lugar. - Ahora es como una pequeña computadora donde no solo puedes llamar y mandar mensajes, sino puedes navegar a internet y redes sociales. También puedes músicas, videos, videojuegos y Apps (Aplicaciones) justo como una verdadera computadora y es por eso que todo el mundo lo llama “Smartphone” que significa “teléfonos inteligentes” en inglés ¿Lo has entendido?

- ¡Si! – dijo toda entusiasmada – No entiendo lo que dijiste, pero deben ser increíbles.

- Entonces, dejar de actuar como si hubieras entendido. – murmuró kaori un poco desconcertada.

- aunque un poco triste.

- ¿Por qué lo dices?

- teniendo un aparato genial y poner atención a los que les rodea es un poco triste, porque estaría desconectado de la realidad.

Esta vez kaori y Minako se quedaron calladas porque lo que dijo Kagome es muy cierto, las personas hoy en día ponen más atención en los aparatos que lleva en sus manos que poner atención hacia otras cosas y eso es un poco saludable y poco a poco se vuelven más fríos.

- Bueno... fíjate por el lado bueno. – Kaori intenta en cambiar el tema desesperadamente. – es bueno tener ese aparato por siempre para estar en comunicación, nunca se sabe cuándo llegar a perder y tener un celular en la mano. Eso sí sería caótico.

- en eso tienes razón. – Asintió Kagome y saca en su bolsillo un viejo celular. – supongo ya no me servirá este teléfono.

- ¡Wow! ¡Se ve muy viejo! – dijo Kaori sorprendida. – pues debería tirarlo ¿no?
- No, eso es imposible.  Porque este es muy preciado para mí, un tesoro.

- “¿Tesoro?” – pensó Minako y a juzgar las palabras de Kagome, no muestra ninguna mentira.

- entonces… - Kaori se levanta y luego con mucho entusiasmo dice. - ¡Vayamos a comprar tu nuevo celular!

- ¿De verdad? – dijo Kagome sorprendida.

- oye, espera. –dijo Minako algo desconcertada. – ¿Estas consiente de lo caro que están?

- Pero es más importante que nuestra amiga tenga un celular por su propio bien y para que mantenernos en contacto.

- “por su propio bien...” – pensó Minako. – “Mas bien, quieres seguir fastidiando más a Takuya, en serio.”

Después del descanso, las chicas fueron a comprar un nuevo celular para Kagome y Minako no interfirió debido que no le importa lo que sucederá más tarde y está segura que Sekari se enfurecerá tanto que podría darle un impacto.

En el departamento, Kagome le cuenta a Sekari de lo sucedido en el Mall mientras que ella mira el recibo de pago y no la poniendo la absoluta atención.

- Y así fue lo que sucedió. – terminó de contar y después saca de su bolso, el celular que compró. - ¡Mira! ¡Es el celular que Kaori-Chan compró para mi! lindo, ¿verdad?

- ………….. – Sekari lo mira con gesto de disgusto, ese celular es de los más caros, sobre todo es el celular de la marca de la pera. – “Yo ni quiera he comprado el mío.” – le dio unas ganas de tirarlo o romperlo ahora mismo, pero ese lo tiene que pagar a parte de las demás cosas que comprar con las chicas.

- Ahora por fin seré parte de la sociedad actual.

- ¿A qué te refieres? – preguntó confusa.

- a que podré salir a la calle buscando y atrapar mis mokemon, pelear contra líderes de gimnasio e intercambiarlo con unos amigos.

- ¡¡ESO ES ALEJANDOSE MAS A LA SOCIEDAD, TONTA!! – gritó Sekari furiosa. - ¡¡Y ESTAS CONTRADICIENDO LO QUE DIJISTE EN EL MALL!! ¡¡ERES UNA HIPÓCRITA!!

- jejeje – río mientras acaricia su celular con su mejilla, como si estuviera adorando.


FIN
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Takuya96 el Miér Sep 07, 2016 11:12 pm
“Damas y caballeros, en estos momentos daremos el inicio a nuestra conferencia desde el salón 1-C.”
En verdad no necesario en hacer este “show” – dijo una alumna quejándose por el anuncio como si en verdad fuera una conferencia.
Aparece un hombre que sube al podio, Es un hombre amargado que casi tiene los 30 años, su vestimenta está un poco sucia y desordenad, está dando un mal ejemplo hacia todos los profesores del sistema educativo del país y su boca tiene un palillo de dientes.
- Hola, Mi nombre es Enomoto Tatsuma, como mucho me dicen “Emo-Sensei” y eso no me hace mucha gracia. La razón por lo que estamos reunidos es anunciar de suma importancia para la historia de Sekari no Sekai.
Al parecer todos los estudiantes no están interesados sobre ese tema. Pero, el profesor continúa explicando de una forma desinteresado. – Antes de decir, voy a decir el resumen de la historia. La historia se centra con una desdichada protagonista llamada Takuya Sekari que ha sido víctima de bullying en casi toda su vida por lo que es una amargada, desadaptada de la sociedad – al igual que yo. – y una peligrosa bipolar. Un día, cuando iba a ir a la escuela se topó con unos tipos que tenían malas intenciones y huyó despavorida hasta que llegó a una casa abandonada. Cuando estuvo a punto de ser… – lo siento, pero esto ha sido censurado por la asociación de padres de familia. – algo los asustó y se fueron del lugar. Cuando recuperó el conocimiento, apareció la persona que la salvó; resultó ser la amiga imaginaria de Sekari llamada Kagome y estuvo esperándola por más de 10 años. - ¿Amiga imaginaria? ¡Ha! Preferiría mil veces creer las chicas de 2D que las amigas imaginarias. Que perdedora.
- Pues tu también eres un perdedor. – dijo un alumno.
- ¡Tú te callas! – luego continua. – Sin embargo, la amarguis, digo... nuestra protagonista no la recuerda y eso se puso muy triste. Pero en ese entonces, tomó la decisión en llevarla a su casa y así da el inicio de las locas aventuras que está más exagerada que las obras de Ikuni o los animes dirigidas por Kishi.
- Profesor. – la alumna levantó su mano. – ¿y eso que tiene que ver con nuestro destino? ¿Este será nuestro final?
- Bueno… después de las unas largas vacaciones y desesperantes de nuestra jefa. Hablé con ella y me confirmó que si va a continuar con Sekari no Sekai. – luego pone su gesto de disgusto. – por desgracias, tendré que soportar a las torturas. Rayos. – y nuevamente recompone su compostura. – Así que mocosos, Sekari no Sekai va a continuar.
Todos los alumnos comenzaron a celebrar por la buena noticia.
- ¡Sin embargo! – nuevamente cayó en silencio. – será después que termine DR3.
- …………………
Cuando ve los alumnos deprimidos, Enomoto no puede ocultar su sonrisa malévola, pensando. – es uno que me gusta de ser profesor. jejeje
Takuya96
Mensajes : 36

Fecha de inscripción : 01/05/2015

Edad : 31

Localización : MExico

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.